23 de agosto de 2022

"Derechos" a vuelapluma

En este verano sin tregua atmosférica se nos ha presentado también, para que no falte de nada, otro fenómeno muy poco habitual en Europa como es el del "derecho". Este fuerte temporal de vientos huracanados afectó a zonas del Mediterráneo occidental/central y parte de Centroeuropa el pasado día 18. Aunque es necesario un estudio en profundidad que espero que no tarde en publicarse, expongo a continuación, un poco a vuelapluma,  algunas ideas y opiniones sobre este fenómeno:

a) La magnitud de los fuertes vientos registrados en este episodio, su propagación en línea más o menos recta, su duración y su extensión espacial se corresponden a lo que en la literatura meteorológica sobre todo norteamericana se conoce como “derecho” (en contraposición a los fuertes vientos giratorios provocados por un “tornado”).

b) Los “derechos” suelen estar asociados a las líneas de tormentas de la zona delantera de un sistema convectivo. Recordemos que un sistema convectivo es una gran estructura nubosa que tiene una duración de varias o bastantes horas y que usualmente consta de una línea delantera de tormentas y otra trasera, en la que predomina la lluvia estratiforme pero bastante eficiente. Muchos, aunque no todos, de los grandes diluvios mediterráneos están asociados a estas estructuras. Aunque no es siempre necesario, su formación suele ir ligada a la presencia de vientos difluentes en las capas altas como en el caso de las vaguadas o las danas. En el caso de este "derecho" estaba presente la rama delantera de una vaguada.

Topografía de 500 hPa y T850 a las seis de la mañana del día 18 de agosto.  El sistema convectivo se ubicaba en la zona delantera de la profunda vaguada centrada sobre el nordeste de la Península Ibérica. El sistema se había empezado a formar horas antes entre Cataluña y Baleares también bajo esa zona delantera a la que acompañaba. A tener en cuenta como también se encuentra muy cercano a la gran dorsal cálida del Mediterráneo central, una estructura estrechamente relacionada con  las olas de calor.

A primeras horas de la madrugada del 18 el sistema convectivo aparecía entre Menorca y Cerdeña. La intensa y marcada zona convectiva (tonos más blancos) se extiende desde poco al este de Menorca en dirección nordeste. Es la zona por donde el sistema absorbe el flujo de aire de niveles bajos (EUMETSAT)

Pocas horas después, a las 07 UTC, la zona delantera del sistema (por donde absorbe el flujo externo) se encuentra afectando ya al sur de Córcega (EUMETSAT)

c) Los fuertes vientos del “derecho” son las corrientes descendentes de esa banda organizada de nubes tormentosas, -como una especie de línea de turbonada- que chocan contra el suelo y se expanden fundamentalmente hacia adelante. Dependiendo de la estructura vertical que presente la atmósfera, y sobre todo si está presente una capa de aire muy cálido en las zonas bajas-medias de la atmósfera, esas corrientes pueden ser muy intensas (de un modo muy parecido, aunque no del todo similar, a lo que ocurrió en el caso de los "reventones cálidos" de días pasados en la zona de Levante). En cualquier caso, la compleja dinámica de este sistema de ascendencias/descendencias del "derecho" necesita aún más investigación y al menos yo no la conozco en profundidad.

d) Muchos “derechos” están de algún modo ligados a las olas de calor dado que en estas situaciones están asociadas a la creación de esa capa de aire muy cálido a la que antes me refería. Este caso es uno de ellos.

e) Los “derechos” no son muy frecuentes en Europa o suelen tener menor magnitud que en Norteamérica donde han sido mucho más estudiados. En buena medida están muy relacionados con la cantidad de energía disponible en la atmósfera. En mi opinión es esa mayor y más rica energía de la que ahora disponemos en tierra y mar -a medida de cómo la atmósfera subtropical se va desplazando hacia el norte- la que está dando lugar a la mayor intensidad -y quizás frecuencia- de muchos de los fenómenos atmosféricos de carácter extremo que están sucediendo.

f) La repetición de este tipo de situaciones, la prolongada presencia de la sequía, sobre todo en la vertiente atlántica, y la mayor aparición y extensión de las olas de calor hacen necesario a mi juicio un amplio esfuerzo de investigación atmosférica en España, un replanteamiento de algunos planes y protocolos meteorológicos -y quizás de protección civil- para proceder a una mayor adecuación de nuestra sociedad a este entorno atmosférico.
 
Para saber algo más sobre los “derechos” puede consultarse esta interesante página  de la NOAA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario