Follow by Email

30 de marzo de 2021

El "buen tiempo" y el "mal tiempo" de esta Semana Santa

 Ya desde finales de la semana pasada -la antigua "semana de pasión" de los meteorólogos-, gran parte de la sociedad sabía que, probablemente, el tiempo en la primera mitad de la Semana Santa sería básicamente "bueno" y que a partir del Jueves Santo la atmósfera se inestabilizaría progresivamente en bastantes zonas dando paso en los días siguientes a chubascos y tormentas con un ambiente algo más fresco. Sin embargo se conocía menos, aunque algo sí se había dicho, que esta primera mitad estaría marcada por una situación de vientos del este y sureste, a veces un poco molestos, que transportarían bastante polvo africano y que junto con las nubes altas generarían un ambiente algo plomizo y un punto opresivo en amplias zonas de la Península. 

Ante esta evolución …¿no será el "buen tiempo" para muchas personas el de la segunda parte de la misma en la que la actividad convectiva y los chubascos reducirán mucho la calima y dejará cielos más azules y limpios en los intervalos de poca nubosidad que también los habrá?

 

                                         Una primera mitad de la semana en muchas zonas...

...y, quizás, una segunda mitad marcada en muchas zonas por actividad convectiva con algunos chubascos y tormentas...

Sobre gustos dicen que "no hay nada escrito" pero desde luego sí hay mucho escrito y debatido sobre el concepto de "buen" y "mal" tiempo. En cualquier caso, el aumento que estamos experimentando tanto en la Península como en los archipiélagos de este tipo de situaciones de "entrada africana" nos debe llevar a prestarlas más atención, y no solo por el polvo en suspensión sino por todo lo que puede implicar en distintas cuestiones ambientales, sanitarias e incluso económicas. 

         Predicción de concentración de polvo en superficie para el miércoles día 31 por la tarde. En algunas zonas de la mitad sur se alcanzan valores entre 200 y 500 microgramos por metro cúbico.

Una mayor estudio de ellas y una más amplia información y divulgación sería importante. Y quizás la primera acción importante sería disponer lo antes posible de avisos específicos para estas situaciones dado su impacto para buena parte de la población cuando la concentración de partículas es elevada.