Follow by Email

22 de diciembre de 2019

¿Ha pasado un "expreso tropical"?

Ahora que ya puede darse por finalizado el temporal de lluvia y viento que nos ha afectado durante los últimos días me parece interesante exponer algunas ideas que se me ocurren en relación con él y sobre las que me encantaría que los lectores del blog pudieran también opinar. 

El temporal ha sido atribuido a dos potentes borrascas "Elsa" y "Fabien". Si bien el inicio del mismo sí puede ser atribuido a "Elsa", y en su final ha intervenido parcialmente "Fabien", mi opinión es que el grueso del mismo se ha debido al impacto sobre la Península de una fortísima corriente en chorro de componente del suroeste/oeste, de carácter tropical-subtropical con la probable participación de otra de tipo polar en parte de su recorrido. Ese chorro, acompañado también de vientos fuertes en niveles medios-bajos, ha estado unido a una densa banda nubosa en la que se producía un importantísimo transporte de aire cálido y húmedo tropical con gran contenido de agua precipitable y que podría visualizarse o definirse en su zona central como un "río atmosférico". De las imágenes de satélite podría inferirse que el origen de este aire era el océano Pacífico cercano a México, si bien durante su viaje atlántico podría haber ganado mucha más humedad. 

Análisis de 500 hPa de las 12 UTC del 18 de diciembre. Puede verse una "confluencia" sobre la costa este de Estados Unidos del chorro polar con otra proveniente del Pacífico a través de México (ECMWF)

En esta imagen del satélite GOES-East del pasado día 18 puede verse en el borde derecho de la imagen a la borrasca "Elsa" con su espiral hacia el suroeste de Irlanda y su descarga de aire frío posfrontal formando células convectivas abiertas. Muy poco al oeste de esa descarga aparece el inicio de la gran banda nubosa que arranca -desde el punto de vista visible- desde la costa pacífica de México y atraviesa el Caribe y Atlántico norte. El impacto de esta banda sobre la Península es lo que provocaría el gran temporal de viento y lluvia.
En esta imagen del canal de vapor de agua de la madrugada del día 19 puede verse la gran banda nubosa afectando ya a la Península. "Elsa" quedaba ya al norte de las Islas Británicas con su frente frío asociado difuminándose hacia Baleares

Las pequeñas ondulaciones del chorro propiciaban en esa banda la aparición de pequeñas ondas frontales muy abiertas que se propagaban con rapidez hacia la Península y que mediante sus convergencias asociadas han sido a mi juicio las responsables de la mayor parte de las precipitaciones.



Imagen del GOES-East para el mismo día 20. En el centro de la imagen aparece ya la borrasca "Fabien" con su amplia y típica descarga posfrontal. Parece tener conexión con la banda tropical/subtropical de donde pudo obtener la energía para su rápida intensificación. 
Imagen compuesta por dos órbitas del satélite polar TERRA del mediodía del 21 con "Fabien" centrada ya al suroeste de Irlanda y trasladándose hacia el continente

Me ha llamado mucho la atención la gran anchura de esta banda de humedad, que ha dado lugar a que las lluvias copiosas e inundaciones se hayan extendido por toda la vertiente atlántica, desde las regiones del norte a las del sur. Del mismo modo, los fuertes vientos han afectado también a amplias zonas de la Península. Debe reseñarse por otra parte la importancia que ha tenido la llegada de aire tan cálido y húmedo en la fusión de gran parte de la nieve que, de forma climatológicamente muy adelantada, había caído en semanas pasadas sobre zonas montañosas; algo que ha contribuido de forma sustancial a la crecida de tantos ríos. 

Esta situación me ha recordado mucho a la que se conoce en Norteamérica como "Pinneapple express", una amplia corriente de aire cálido y muy húmedo que se dirige desde la zona de las islas Hawaii hacia California dando lugar también a lluvias copiosas y fuertes vientos. Si tomamos esa analogía podríamos decir que lo que nos ha afectado estos días ha sido un "pacific express" o, al menos, un "expreso tropical". 

Imagen del "pineapple express" (NOAA)

Este tipo de situaciones no son en absoluto desconocidas en España aunque tampoco muy frecuentes, pero sí me da la impresión, a la espera de estudios más reposados, que ha sido bastante más "potente" que otras, tanto por lo que se refiere a la intensidad y extensión de las lluvias, como por la intensidad de los vientos y la gran suavidad de las temperaturas, todo ello ya prácticamente en puertas del invierno. ¿Algo que ver con el calentamiento global y la consecuente mayor energía disponible con un aire más cálido y húmedo? A nivel de opinión yo diría que sí, pero esperemos a ver si surgen estudios sobre todo ello.

El otro día comentaba que en la atmósfera hay vida mucho más allá de borrascas y anticiclones. En este caso nos ha afectado fundamentalmente un fenómeno de muchas mayores dimensiones y de características distintas. Habría que encontrar la mejor  manera de denominarlo para cuando vuelva. Desde luego no "expreso tropical"

7 comentarios:

  1. Hola Ángel. Ya sabemos que estos temporales no son nada favorables para el este de la península pero no te parece curioso que en una situación tan potente y de varios días de duración en Valencia (datos de AEMET Valencia-Viveros) no hayamos recogido precipitación alguna. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Juanjo. Parto de la base de que, aunque en buena medida "Elsa" y "Fabien" han sido desarrollos del chorro polar, el grueso del temporal ha sido responsabilidad de ese chorro tropical/subtropical que, en algunos momentos ha podido ser acompañado por el polar. Ese chorro tenía muy poca capacidad ciclogenética y de hecho en los mapas de superficie difícilmente podían pintarse algunas ondas frontales abiertas pero en ningún caso circulaciones ciclónicas cerradas, algo que sí hubiera pasado con una situación de chorro polar. Cuando hay circulaciones cerradas, al llegar al Mediterráneo pueden generar aunque sea de modo débil y pasajero algo de componente marítima con un punto de convergencia y ascenso y dar alguna lluvia débil, pero en este caso no era posible al menos de un modo general. Las mayores precipitaciones son en general en zonas más o menos montañosas donde se forzaba la elevación de la masa aérea, daban nubes más espesas y sacaban toda la humedad disponible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la aclaración. Para un "simple" aficionado como yo estas explicaciones son "oro molido".

      Eliminar
  3. ¿Se podria hablar en este caso de que el chorro polar se habia unido al chorro subtropical? Y segun¿da pregunta:La unión de ambos facilita que se vehiculen rios atmosféricos en los niveles bajos? Gracias de antemano y por toda lainteresante divulgación que haces.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marc. No suelen unirse porque circulan a distintos niveles. Otra cosa es la interacción que pueda haber entre sus circulaciones ageostroficas asociadas sobre todo en zonas de entrada y salida o alguna interacción más compleja. Para saber exactamente qué pasó en esta situación sería necesario disponer de algún corte vertical en las zonas donde las imágenes de satélite apuntan a una cercanía entre ambos. En cuanto a los ríos atmosféricos no necesitan la “unión” de chorros. Suelen aparecer en la zona central de estas grandes bandas húmedas tropicales/subtropicales. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Angel, has puesto en muy buenas palabras, enriquecidas por tu conocimiento, las impresiones que yo tenía sobre este episodio.
    Un broche final a un año interesante.
    Por cierto, no sé si firmo el comentario yo o mi hijo...
    Felices fiestas, y en 2020 seguro que estaremos al pie del cañón.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, me alegra que hayamos coincidido en el diagnostico. En cuanto a firma no sale ninguna. En cualquier caso...feliz Navidad!

    ResponderEliminar