Follow by Email

6 de septiembre de 2012

Esperando la lluvia


AEMET ha hecho público su informe correspondiente a agosto. Como era de esperar el mes puede calificarse de extremadamente cálido con una anomalía de 2º por encima de su valor normal.  Se convierte así en el segundo agosto más cálido de la serie histórica española tras el famoso agosto del 2003. En cualquier caso, es importante resaltar que en amplias áreas de Navarra, Aragón, Cataluña, Murcia y sureste de Castilla-La Mancha las anomalías térmicas positivas alcanzaron valores por encima de los 3º C, es decir, del mismo orden de las acaecidas en el 2003.

Por lo que respecta a la lluvia se ha mantenido e incluso reforzado la tónica de los meses de junio y julio. Si en cada uno de esos meses se había registrado aproximadamente la mitad de las precipitaciones normales, en agosto solo se ha llegado a la tercera parte de las mismas.  Ello no hace sino agudizar la larga sequía que afecta a España desde hace tiempo y que se refleja en los mapas de índice  de sequía para distintos periodos de tiempo que se recogen en la correspondiente página del web de AEMET.

Esta casi angustiosa percepción de falta de lluvia y del deseo de que ésta llegue cuanto antes se nota en la calle y es pregunta obligada y reiterada para aquellos que nos movemos de una forma u otra en el campo de la predicción. Veamos que nos dicen los modelos.

En principio, si tomamos en cuenta la predicción estacional elaborada por AEMET para el trimestre septiembre-noviembre, parece que las precipitaciones se moverían dentro de los valores normales del mismo. No sería mala noticia si fuera así aunque probablemente no resultarían suficientes para resarcirnos del gran déficit acumulado. En cualquier caso de momento nos vamos a fijar en el periodo de los próximos diez días.

Si bien para este fin de semana la concordancia entre los distintos modelos de predicción es muy alta coincidiendo en que aparecerán tormentas en distintos puntos de España aunque, salvo alguna excepción, las lluvias no serán importantes, la discrepancia entre los dos modelos mas importantes, el GFS norteamericano y el CEPPM europeo es muy importante para la segunda mitad de la próxima semana, tanta que el tiempo que podríamos tener en ese periodo sería diametralmente opuesto de ocurrir lo que indica uno u otro.

Mapa de 500 hPa elaborado por NOAA correspondiente a las 00 UTC del jueves 13 de septiembre (GFS/NOAA a través de Meteored)


Así, el GFS presenta para la noche del miércoles al jueves una profundísima vaguada sobre España que daría lugar a lluvias y chubascos junto con un marcado descenso de temperaturas y además con la posibilidad de que esta vaguada desarrolle a continuación una borrasca fría sobre el Mediterráneo que podría dar lluvias importantes en el tercio este de la Península. 
Mapa de 500 hPa elaborado por el CEPPM correspondiente a las 00 UTC del jueves 13 de septiembre 

Por su parte, en el modelo del CEPPM para ese mismo momento esa vaguada aparece  mucho menos marcada afectando ligeramente al nordeste peninsular mientras que una gran cúpula de aire cálido se extiende sobre España desde el norte de África. Ello supondría un periodo de varios  días con temperaturas otra vez muy altas así como la continuación del tiempo seco.

Naturalmente la discrepancia no se origina el propio miércoles sino que es el resultado de una interacción entre distintas circulaciones atmosféricas que tiene lugar entre los próximos lunes y martes en pleno Atlántico norte.  El resultado de esa interacción -que con frecuencia depende de desequilibrios muy sutiles entre esas corrientes aéreas- casi imposibles de determinar correctamente por los modelos con tantos días de antelación, es de lo que dependerá nuestro tiempo en buena parte de la próxima semana.

Pero lo que si hacen los modelos numéricos de carácter probabilista es darnos a los meteorólogos una información valiosísima sobre donde se encuentran las incertidumbres, una cierta cuantificación de las mismas y cuales son los escenarios de evolución mas o menos probables. Así en la imagen que se muestra a continuación perteneciente al modelo probabilista del CEPPM aparece claramente la amplia incertidumbre –representada por esos fuertes tonos morados- que el modelo detecta la noche del lunes al martes en esa vaguada que se acerca a Gran Bretaña y de cuya evolución va a depender de que tengamos unas lluvias interesantes o de que continuemos con el calor.

Mapa de 500 hPa correspondiente a los valores medios del modelo "ensemble" y desviación estandard

Desde un  punto de vista ortodoxo no es posible ir  mas allá y sólo cabe esperar que los sucesivos resultados de los modelos  -se calculan  cada doce horas- nos vayan aclarando la situación, sobre todo en la medida en que sus soluciones vayan convergiendo. Quizás no debería decirlo…pero el modelo del Centro Europeo está considerado como el mejor modelo del mundo….pero bueno dicen que “hasta el mejor escribano echa un borrón”. No estaría mal que, al menos esta vez...al "escribano" se le escapara la tinta.

4 comentarios:

  1. Excelente análisis. Muy interesante poder leer este tipo de previsiones e ir aprendiendo sobre modelos meteorológicos. Saludos desde Meteocarava.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegra que estos comentarios resulten útiles.

      Eliminar
  2. Descubro hoy tu blog, Angel. Ya no me lo pierdo.
    Un abrazo,
    Delia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Delia. Un gusto y un honor tenerte por aquí. Comenta todo lo que te parezca oportuno. Será enriquecedor. Un abrazo.

      Eliminar