Follow by Email

11 de mayo de 2012

Una estufa atmosférica

Aunque ya lo venían avisando desde hace días las predicciones meteorológicas, el súbito aumento de las temperaturas con valores de pleno verano que se han acercado a los 40 grados en zonas de Andalucía, ha sorprendido a muchas personas que lo han atribuido, con el apoyo de ciertas “muletillas” mediáticas, a una entrada de aire africano.

No ha sido exactamente así. El aire que ha llegado hasta nosotros se denomina científicamente “subtropical marítimo” y proviene del océano Atlántico, de zonas situadas entre Azores, Madeira y Canarias. Indudablemente es un aire más cálido que el que hemos tenido durante las semanas anteriores pero en sí mismo no venía con temperaturas tan altas. ¿De dónde pues ha venido entonces tanto calentamiento? Pues, en buena medida, desde arriba.

En principio puede parecer raro porque sabemos que, según se sube en la atmósfera, la temperatura disminuye. ¿Qué ha pasado entonces? Pues que la dinámica atmosférica correspondiente a una circulación de vientos del suroeste a niveles altos que se encuentra al oeste de la Península Ibérica ha forzado a descender casi verticalmente a las masas de aire que se encontraban –y se  encuentran hoy todavía- a la derecha del  eje central de esa circulación. Y cuando el aire desciende se comprime y se calienta a una razón aproximada de un grado cada 100 metros. Por tanto, en su descenso, puede ganar muchos grados y alcanzar valores cercanos a los que estamos registrando. Se trata de un proceso muy similar, aunque algo mas intenso, al que provoca los ascensos de temperatura en el Levante español con situaciones de viento de Poniente. En este caso el descenso del viento desde los 700 u 800 metros de la Meseta puede suponer un “calentón” de 7 u 8 grados.

Mapa del Centro Europeo correspondiente a mediodía del 10 de mayo. Las líneas negras muestran la circulación a unos 5000 metros y permiten ver la circulación del suroeste al oeste de la Península. Los colores son las temperaturas a unos 1500 metros de altura. Sobre la Península oscilan entre 16º y 20º. Si se aplica el calentamiento de 1º por cada 100 metros de descenso puede entenderse la causa de las elevadas temperaturas en superficie.


Pero esta situación tiene aún dos consecuencias más que ayudan a la subida de las temperaturas. Por un lado, esos movimientos verticales descendentes impiden, o al menos dificultan mucho, la formación de nubes, por lo que no existe ningún obstáculo para el calentamiento de la tierra por el Sol. Por otra parte, esos mismos movimientos descendentes impiden que el aire que se calienta en contacto con el suelo –recordemos que el aire casi no se calienta por la acción directa de los rayos del sol- pueda ascender. Por tanto no hay ninguna ventilación en las capas bajas y ese aire se sigue calentando cada vez más. 

Pues bien, la suma de todos estos efectos es la causa general de las altas temperaturas de estos días. Si se quiere profundizar en todo ello desde un punto de vista más científico recomiendo este estupendo artículo de la Revista del Aficionado a la Meteorología (RAM) escrito por mi buen amigo y excelente meteorólogo Paco Martín León.

Y un último apunte: si la masa fuera africana se distinguiría claramente por una marcada turbiedad en la atmósfera debida al polvo en suspensión que siempre acompaña a este aire  que, junto con el calor, provoca una marcada sensación de sequedad y de pesadez. No ha sido así. Esas masas llegarán mas adelante y hablaremos de ellas.

4 comentarios:

  1. Lo que voy a aprender yo aquí.... Es una pene que no me entere del todo! y mira que leo despacito, y releo... :D
    Está bien enterarse mejor de las cosas, yo tb había oído nombrar lo de la masa de aire africano :D
    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Como se puede observar por la cierta turbiedad en las imágenes visibles del Meteosat, el aire sahariano está comenzando hoy a entrar en la Península por el SW . Evidentemente hasta ahora lo que ha afectado a la Península es una masa tropical de origen atlántico.
    Por favor no utilicemos lo de masa de aire africano cuando nos referimos al procedente del Sahara, África es muy grande con zonas climáticas muy diversas. Lo de aire africano apunta a despectivo y a poco interés por un continente del cual zonas de España forman parte.

    ResponderEliminar
  3. 1. Hoy viernes empieza a entrar en la Península aire sahariano por el SW: se puede observar turbiedad en las imágenes visibles del Meteosat
    2. Hasta ahora el aire sobre la Península es de origen atlántico tropical como bien dice Ángel
    3.No me parece correcta la expresión 'aire africano' cuando nos referimos a una 'masa de aire sahariana'. África es muy grande y con climas diversos. Lo de aire africano apunta a despectivo y a ignorancia sobre un continente del que zonas de España forma parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Pepe. La verdad es que no se me había ocurrido que pudiera apuntar a despectivo. En cualquier caso trataré de ser mas preciso en las referencias geográficas.

      Eliminar