Follow by Email

12 de marzo de 2012

Sequía

Cuando los medios preguntan sí estamos en sequía es difícil responder salvo en ocasiones muy claras. La sequía no tiene una definición universalmente aceptada. Se entiende como un periodo mas o menos largo de tiempo en el que las lluvias están por debajo de sus valores normales. Pero: ¿cuanto tiempo?, ¿cuanto por debajo?
Precipitación % Acumulada / Normal

Desde el punto de vista meteorológico se suele aceptar el periodo de seis meses como un umbral temporal bastante adecuado así como una cantidad de lluvia por debajo del cincuenta por ciento de los valores normales como umbral para las precipitaciones. En cualquier caso el tema sigue siendo complejo como podemos ver si lo aplicamos a la situación actual. En efecto, se ha publicado la noticia de que el periodo diciembre-febrero ha sido el trimestre invernal con lluvias mas escasas desde al menos 1947. Sin embargo noviembre registró un cuarenta por ciento mas de lluvia mientras que septiembre y octubre fueron muy secos. ¿Hay sequía meteorológica entonces? Si aplicamos estrictamente los criterios anteriores, no. Si los suavizamos un poco, si. Por eso a veces se ha empleado la expresión "estamos entrando en un periodo de sequía y estaremos de lleno en ella a poco que no llueva en primavera".

En cualquier caso lo que si es muy reseñable es la "virulencia" o intensidad que tiene la falta de lluvias en estos últimos meses. Hay amplias zonas de España donde ha llovido menos del 25 por ciento y algunas en las que prácticamente no ha llovido. Si tomamos todo ésto en cuenta realmente y de forma mas pragmática estamos en sequía.


Cuestión distinta es la sequía hidrológica. En este caso hay que tener en cuenta, mas que las lluvias, si el agua disponible en los embalses está por debajo de un umbral definido para las distintas cuencas hidrográficas. En el caso actual los embalses andan en valor medio alrededor del 60 por ciento de su capacidad. No estamos por tanto en sequía hidrológica pero si las lluvias de primavera escasean y a ello se une la práctica ausencia de nieve en muchas montañas españolas la sequía hidrológica acabará apareciendo al menos en algunas cuencas.


1 comentario:

  1. Estimado Señor Rivera.
    Le agradezco su invitación a este espacio que me resulta maravilloso, porque dedicar parte de su tiempo a compartir su experiencia profesional en es este blog, nos habla de su profunda vocación por la meteorología. En verdad lo admiro y lo respeto.
    Le envío un afectuoso saludo desde México.

    ResponderEliminar