Follow by Email

5 de febrero de 2017

El escobazo

Esta madrugada me ha sorprendido despertarme con relámpagos y truenos. Sabía que habría algunos chubascos al paso del frente pero no pensaba en tormenta. Sin embargo entraba dentro de lo previsible - la verdad es que yo no había estado muy al tanto- dado que ese frente respondía a un fuerte contraste entre la suave aunque enérgica masa de aire atlántica que nos  ha afectado estos días y la marcada advección de aire polar, más frío y seco, que ahora nos afecta.

El área oscura que ocupa a esta hora (10 UTC del día 5 de febrero) una amplia zona de la Península refleja el aire frío y seco que marca el final de la familia de borrascas que nos han afectado estos días. La gran dorsal anticiclónica atlántica muestra ya un cambio de circulación del chorrro hacia un patrón mucho más ondulado que el existente durante la última semana.

Me ha venido entonces a la memoria lo que algunos meteorólogos denominaban hace muchos años como "el escobazo". Se referían a la acción del frente frío asociado a la última borrasca de una familia de ellas -o "tren" como estos días se ha puesto de moda decir - que había afectado a un territorio y que solía caracterizarse por su contundencia en "barrer" la situación atmosférica que le precedía. 

Y así ha sido porque vemos como el ambiente húmedo de estos días ha sido "barrido" y ahora van quedando cielos azules y aire muy limpio, aire transparente, aire que invita a avanzar como decía Claudio Rodríguez en su Don de la ebriedad:

 Entonces hay que avanzar la vida de tan limpio como es el aire, el aire retador.

Avanzamos. Dejamos atrás la rectilínea y enérgica corriente en chorro que tantas rápidas e intensas ciclogénesis y temporales asociados ha producido y esperamos ahora una circulación atlántica más ondulada con sucesivos "descuelgues" fríos del noroeste, que darán lugar algunas danas y probablemente otros temporales. Pero ha cambiado el panorama. El "escobazo", una vez más, ha cerrado un ciclo.

4 comentarios:

  1. Hola Ángel. Entrada muy oportuna, justo después del "escobazo", jeje, nombre muy ilustrativo. Al igual que lo del "carrusel" o "tren" de borrascas. Términos que, sin caer en el sensacionalismo ni en la pérdida de rigor, ayudan a comprender mejor al público la situación atmosférica que nos ha gobernado. Un saludo. ;-)

    ResponderEliminar
  2. Recordando a nuestro querido García de Pedraza ;-)

    Gracias Rubén.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo Ángel, a mi también me ha sorprendido la tormenta esta mañana yendo al trabajo, y en mi barrio con granizada incluida. Magnífico el calificativo de "el escobazo", y muy admirado Lorenzo Garcia de Pedraza, por supuesto.

    ResponderEliminar