Follow by Email

15 de octubre de 2015

Unas complejas borrascas a vigilar

Confieso que esta vez me he llevado una cierta sorpresa. Ayer mismo sacaba un tweet acompañado de este mapa del Centro Europeo:


y comentaba que, pasara después lo que pasara, era una configuración muy típica de estos días de mediados de octubre, tan recordados por haber ocurrido en ellos grandes diluvios mediterráneos. Recuerdo, por ejemplo, las inundaciones del sureste peninsular de 1973 que se produjeron los días 18 y 19 de octubre, o la riada del Júcar que dio lugar a la pantanada de Tous en las primeras horas del 20 de octubre de 1982, por citar sólo las que han quedado un poco más marcadas en la historia reciente.  Y remarcaba lo de "pasara lo que pasara" porque el mapa de arriba mostraba una incertidumbre bastante acusada sobre la posición definitiva de la supuesta dana. 

Cabe recordar que este tipo de  situaciones han sido y siguen siendo unas de las que más complican la predicción en la península ibérica, ya que si su centro se ubica, en vez de Gibraltar-Golfo de Cádiz, en la zona de Madeira-Canarias -donde apunta la otra mancha magenta fuerte-, el tiempo es estable y hasta un punto caluroso. De ahí las grandes dudas -y a veces los grandes fallos-, sobre todo en las décadas de los 80 y 90, con este tipo de situaciones, y con observaciones y modelos mucho menos desarrollados que los actuales. 

Pues bien, en principio, estas danas, -que con el paso de los días pueden acabar convirtiéndose en borrascas frías- ubicadas sobre el área de Gibraltar-Golfo de Cádiz, suelen dar lugar en su zona delantera a una borrasca de niveles bajos en Alborán-Palos, que genera un flujo más acusado de aire húmedo de levante sobre la costa mediterránea con las consecuencias que todos conocemos. 

Pero, esta vez, la sorpresa, al menos para mi, es que, al menos una, de las varias danas que en una situación relativamente extraña nos afectan estos días, se ha convertido con toda rapidez en borrasca fría y con una circulación de superficie muy desarrollada:



En la imagen de esta madrugada del canal WV de Meteosat, vemos ya la espiral de esa borrasca entre Azores, Madeira y Canarias. Ha evolucionado con toda rapidez, generando bastante convección en su seno, y haciendo que la presión caiga con rapidez en superficie.  Al norte de ella aparece otra, que va a ir bajando de latitud, hasta convertirse en el sistema principal, pero sin que ésta primera llegue a desaparecer de momento. Veámoslo con mapas del HIRLAM-AEMET:


En 500 hPa previsto para la próxima madrugada (00 UTC del día 16) vemos esta curiosa y poco frecuente configuración de tres danas o borrascas frías. 


El mapa de superficie, previsto para el mismo momento, confirma a las tres como borrascas frías aunque con distintos niveles de evolución.

Veamos la situación 30 horas después, a las 06 UTC del sábado 17:





En 500 hPa, la borrasca de más al norte se ha convertido en el actor principal, mientras que la que es protagonista actualmente queda reducida a una pequeña circulación un poco al suroeste del cabo de San Vicente y, aparentemente, con un cierto núcleo cálido. Por su parte, la circulación de superficie se ha profundizado moderadamente alcanzando los 991 hPa.

En las horas siguientes, tanto la circulación de altura -ya muy debilitada-  como la de superficie, algo más profunda, se dirigen hacia el sur de Portugal, para luego subir hacia el norte, ya rellenándose. De todos modos, parece que la, en ese momento, borrasca fría principal, seguiría acompañándonos durante la primera mitad de la próxima semana con otro posterior acercamiento antes de retirarse definitivamente hacia el oeste.

Ese nuevo acercamiento queda reflejado en este mapa de predicción probabilística del Centro Europeo previsto para el próximo martes, día 21:


Como se ve, difiere muy poco del presentado al principio de la entrada y habrá que seguir muy atentos a la posibilidad de que se pudieran producir precipitaciones intensas en el área mediterránea.

Por tanto, lo que, en el fondo, llama más la atención de esta evolución es este episodio previo de generación de esta activa baja en superficie bajo la circulación de altura. Una estructura que llamamos borrasca fría pero de la que quedan dudas sobre su verdadera naturaleza si se consultan sus diagramas de fase, al ver que llega a rozar en algún momento una cierta naturaleza tropical. 

Llevamos unos días de circulaciones atmosféricas complejas en nuestra zona geográfica.¿Pura variabilidad natural? ¿acción de El Niño? ¿anomalía de la temperatura del océano en la zona Madeira-Canarias? Cualquier comentario es bienvenido.

En cualquier caso, y desde un punto de vista menos técnico, atención a las lluvias y vientos fuertes en Canarias y a los posibles del fin de semana en la mitad occidental peninsular. Sin retirar nunca, y menos en estas fechas y situaciones, la vigilancia continuada del Mediterráneo.

5 comentarios:

  1. Gracias Angel, por tu análisis. Ya veo que has incorporado dana en vez de DANA... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya que cada vez se utiliza más, vamos a ver si la vamos haciendo más "común" ;-)

      Eliminar
  2. consecuencia de la manipulación del clima, por ejemplo con los cheimtrails.

    ResponderEliminar
  3. Fenomenal análisis Ángel, aquí en València a verlas venir, si la borrasca fría avanza hasta el estrecho será suficiente, si no nos quedaremos fuera y sólo tendríamos lluvias orograficas locales con el viento de Levante. Por cierto, en este artículo analizo un poco las posibles causas de que tengamos, ya desde Agosto, este tiempo tan movido en cuanto a la circulación general atmosférica. http://www.levante-emv.com/opinion/2015/10/05/dinamicas-otonales/1323118.html

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tonet. También muy interesante el tuyo. Es importante que el público conozca que se trata de un puzle global, y que el encaje de una pieza depende de que encajen las demás. Creo que el resultado final de cualquier evolución atmosférica depende siempre de múltiples causas y es prácticamente imposible manejar todas y a aceptar que todo es, a la vez, causa y consecuencia. Lo tenemos difícil... pero también verdaderamente apasionante.
      Un saludo

      Eliminar