Follow by Email

3 de febrero de 2015

Se jubila Paco Martín, Nimbus se refuerza

Ayer, 2 de febrero, un nutrido grupo de amigos y compañeros celebramos con Paco Martín, de un modo sencillo y entrañable, su jubilación voluntaria. Paco Martín es uno de nuestros mejores meteorólogos, formador de muchos otros y una de los mayores divulgadores de la meteorología en español.


Conocí a Paco hacia mediados de los 70 trabajando junto a aquel azul y achacoso IBM 360, el primer ordenador que tuvo el Instituto Nacional de Meteorología (INM), y por cuya impresora empezamos a ver, en forma de mapas cebralas salidas del primer modelo numérico que implantó el INM. Ambos trabajábamos en aquella primitiva Sección de Cálculo Automático, que luego se convirtió en el Servicio de Informática. Varios años después, a mediados de los 80, nos reunimos en el recién creado Servicio de Técnicas de Análisis y Predicción, el STAP. Allí, Paco, Ricardo Riosalido y yo mismo nos afanábamos en poner a punto  la primera estación de trabajo McIdas, desarrollar técnicas de vigilancia, celebrar cursillos de formación..., en definitiva, hacer aquello para lo que el STAP fue creado: servir de interfaz, de puente, entre las nuevas técnicas y métodos de teledetección  y de predicción y los predictores operativos; quizás una de las labores más hermosas e interesantes que se pueden hacer en Meteorología.

Algunos años después, Paco se convirtió en jefe del STAP y debo decir que desarrolló a la perfección la finalidad para la que ese Servicio se creó. Después, el Servicio se convirtió en Área y tuvo que hacerse cargo de otras tareas y responsabilidades, pero Paco nunca perdió esa referencia, ese objetivo, y yo se que sufría cuando, por unas u otras razones, no lo podía conseguir. En todos estos años él era la referencia obligada, necesaria, ante el estudio de cualquier situación compleja o en la implementación de alguna nueva técnica. Como predictor de raza, veía más allá de lo que mostraban mapas, imágenes o datos, se daba cuenta del mecanismo físico que subyacía y de las sutiles interacciones. Desde ahí, reinterpretaba de nuevo todo ello.  Y aprendíamos con él y de él.

Pero la inquieta mente meteorológica de Paco no se quedaba ahí. Cuando llegaba a casa se transformaba en Nimbus y seguía con la meteo. Era ahora el tiempo de divulgar a través de Internet y de contactar con los aficionados, para los cuales siempre ha sido alguien cercano, generoso y estimulante. Así, poco a poco, entre otras muchas realizaciones, nació la Revista del Aficionado de Meteorología (RAM), dirigida y elaborada en grandísima medida por Paco/Nimbus con su foro asociado que se ha convertido en verdadera referencia del mundo meteorológico hispano hablante.

Con su jubilación Paco deja un vacío significativo en AEMET. Quiero confiar en que no sea un paso más en un camino menguante de una forma de entender y hacer predicción. Una forma que va mucho más allá de una pura lectura o interpretación de datos, y que es donde reside el importante valor añadido del predictor profesional, que tanto se debería desarrollar y cuidar por parte de los Servicios Meteorológicos. Un valor añadido que tiene que fluir diariamente para dar pistas y claves a todos aquellos que viven y necesitan la meteorología y que deben tener en sus Servicios la referencia ecuánime y profesional final.

Pero, si AEMET de alguna manera le pierde parcialmente -porque su trabajo y forma de hacer quedan ahí-, los aficionados y los locos de la meteo ganamos a un Nimbus fortalecido con más ganas y más tiempo. Un verdadero regalo que vamos a disfrutar mucho...aunque es verdad que lo tendremos que compartir con ese profundo amor de Paco a la música clásica.

Y ya, para finalizar, un ruego al director de la RAM ...¿para cuando una larga entrevista con el meteorólogo jubilado Paco Martín? Se la merece y nos la merecemos. La esperamos.

3 comentarios:

  1. Paco es uno de los mejores expertos divulgadores que he conocido en mas de 50 años. Paco tiene por delante amplisimas perspectivas profesionales y personales.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un gran meteorólogo y mejor persona.Ahora tendrá tiempo para otras cosas.Los aficionados esperamos que siga al pie del cañón,con personas como él,esta ciencia engancha mucho más. Gracias por tus palabras Ángel hacia Paco.

    ResponderEliminar
  3. Después de más de 40 años en la "Casa", para mí, es de las contadas personas de quien me acuerdo agradablemente estando ya fuera desde hace un par de años. Paco, desde Barcelona, un abrazo de un "voluntario" olímpico.

    ResponderEliminar