Follow by Email

21 de mayo de 2013

Supertornado en Oklahoma

Escribo esta entrada impresionado todavía por la magnitud, violencia y daños causados por el gran tornado que hace muy pocas horas arrasó Moore, un suburbio de la ciudad de Oklahoma en Estados Unidos, ocasionando un gran número de víctimas así como cientos de edificios destruidos. Las primeras estimaciones hablan de que este tornado puede haber tenido una categoría EF4, pero hay indicios de que incluso pudiera haber alcanzado la máxima, la EF5. También llama mucho la atención el tamaño de su diámetro: se habla de una milla, es decir, casi 2 km, cuando lo normal es que alcancen entre 100 y 200 metros.

Aunque la situación requerirá un cuidadoso análisis de los expertos en tornados, la imagen de satélite en el canal de vapor de agua muestra un escenario típico de formación de tormentas severas.

Imagen del satélite GOES E.  menos de una hora después del gran tornado de Oklahoma. Se aprecia un gran sistema de tormentas desarrolladas en el seno de una masa de aire muy seco a niveles atmosféricos medios -representada por el color negro- y a la derecha una gran vaguada fría. Aunque no puede apreciarse aquí, en este tipo de situaciones suele darse una entrada simultánea de aire cálido y húmedo desde el Golfo de México hacia las Grandes Llanuras. De este modo, la cercanía de la vaguada fría crea condiciones propicias para el ascenso del aire  tropical cálido y húmedo, mientras que el aire seco de niveles medios acelera y refuerza el "tiro" vertical que conduce a la formación de grandes nubes de tormentas entre las cuales destacan por su severidad las denominadas "supercélulas". A mucha menor escala también ocurren en España situaciones de este tipo -sobre todo en la mitad oriental de la Península- aunque en este caso el aire cálido y húmedo proviene del Mediterráneo (Imagen NOAA)

También los radares doppler han mostrado una impactante imagen del mesociclón que dio origen al tornado; la continua vigilancia a través fundamentalmente de estas imágenes fue lo que permitió a los predictores dar un aviso de tornado para la zona 16 minutos antes, si bien ya existían previamente avisos de su posible ocurrencia en esas zonas.

Imagen de radar doppler de la "supercélula" tormentosa que dio lugar al tornado de Moore. El extremo en "gancho" es signo inequívoco de una zona en rotación en el interior de la nube que se denomina "mesociclón" y en cuyo seno se desarrolla el tornado. (Imagen de NOAA obtenida a través de Wunderground)

Es como mínimo curioso constatar como, en muy poco tiempo, han aparecido en Estados Unidos fenómenos atmosféricos que están rompiendo muchos récords: tras una larga sequía en muchas zonas del país, la gran ola de calor del pasado verano y la supertormenta tropical "Sandy", aparece ahora este tornado que también puede batir anteriores registros de tamaño e intensidad. Es seguro que irán saliendo muchos estudios sobre el mismo y sobre la posible conexión entre estos fenómenos de gran magnitud. ¿Tienen que ver las marcadas ondulaciones en la circulación del chorro polar que parecen ser consecuencia del calentamiento del Ártico? ¿Inyectan estas ondulaciones aire más frío de lo normal para la época del año hacia latitudes mas meridionales? ¿es más energético el aire cálido de la zona delantera de estas perturbaciones al ser quizás más cálido que antes y por tanto con mayor humedad disponible? ¿O es quizás todo producto del azar? Mi opinión personal, que no deja de ser otra opinión más, es que sí hay mas energía disponible por efecto del calentamiento global y, sobre todo, que esas grandes ondulaciones del chorro a que antes me refería pueden estar provocando contrastes muy intensos entre distintas masas de aire, lo que a su vez provoca fenómenos más extremos. Cuestión distinta -y abierta- es si estas situaciones tienen relación directa y unívoca con el fenómeno de la anómala fusión ártica -que a mí es lo que me resulta más crítico y peligroso de todo lo que va sucediendo- o bien corresponden a variabilidades naturales de la atmósfera.

Podría ser el azar pero no lo parece. Creo que pocos estudios climáticos pueden "aguantar" tantas efemérides casi a la vez como un resultado de la variabilidad natural de la circulación atmosférica. . En cualquier caso esperemos los estudios que sin duda irán dando mas luz sobre el propio fenómeno y sobre sus posibles conexiones. De nuevo la atmósfera, el clima y el calentamiento global de plena actualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario