Follow by Email

28 de mayo de 2013

Buenas noticias desde Estados Unidos

Es un hecho completamente aceptado por los profesionales de la meteorología -incluidos los estadounidenses- que el modelo IFS (Integrated Forecast System) del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo es de bastante mas calidad que el GFS (Global Forecast System) del National Weather Service (NWS/NOAA) norteamericano. Es lástima que sea así porque la disponibilidad de dos modelos distintos, pero de calidad parecida, podría mejorar la capacidad predictiva que tenemos actualmente. Sin embargo parece que esta situación puede cambiar en muy pocos años.

El NWS ha venido reconociendo desde hace varios años que el GFS no podía competir con el IFS, debido fundamentalmente a la imposibilidad de adquirir nuevos sistemas de cálculo mas potentes que les permitieran introducir una serie de mejoras en el mismo además de, por supuesto, aumentar su resolución espacial que ahora está alrededor de los 50 km mientras que el IFS del Centro Europeo anda por los 16. Del mismo modo, el sistema de predicción por conjuntos norteamericano solo dispone de 22 miembros y éstos también  tienen menor resolución que los 51 miembros del sistema del Centro Europeo. En cualquier caso el GFS es popular y querido por investigadores y aficionados ya que todos sus productos están a libre disposición de forma gratuita, mientras que los productos de libre acceso del Centro Europeo son muchísimos menos. Esta circunstancia es algo que, a mi juicio entorpece, entre otras cosas, un mayor desarrollo y utilización generalizada de las predicciones probabilistas, algo que se viene diciendo desde hace años que es el futuro de la predicción pero un futuro que no parece llegar nunca del todo.

Sin embargo,  y como otras veces ha ocurrido, ha sido la aparición de un fenómeno atmosférico adverso de gran magnitud y dramáticas consecuencias, tal como el huracán "Sandy", lo que al final va a permitir al NWS la mejora sustancial de sus capacidades de cálculo y por tanto una mejora muy importante de las características del GFS. Mientras que el IFS del Centro Europeo indicaba, ya algunos días antes, que "Sandy" se dirigiría hacia Norteámerica, el GFS lo llevaba hacia el este, sin afectar al continente. Parece que esta fue "la gota" que faltaba para que el Congreso norteamericano aceptara un aumento extraordinario de fondos para el NWS. Quiero recordar a este respecto que, aquí en España, fue la catástrofe provocada por la "pantanada" de Tous lo que influyó en gran manera para que el gobierno dotará economicamente, y por tanto hiciera posible, el desarrollo del Plan de Renovación Tecnológica del Instituto Nacional de Meteorología (ahora AEMET). Ello permitió llevar a cabo una profunda transformación y mejora en las actividades de predicción y vigilancia meteorológica en España.

Pues bien, hace muy pocos días, el recientemente nombrado director del NWS Louis B. Ucellini, uno de los mejores investigadores norteamericanos durante años en temas de dinámica atmosférica, anunció esta nueva dotación económica y, con ella, la adquisición de los recursos de cálculo necesarios para aumentar en gran medida las capacidades actuales y rebasar, probablemente hacia el 2015, las del propio Centro Europeo. Los detalles del anuncio pueden verse en este artículo pero, en cualquier caso, ello permitiría al NWS disponer de un modelo global con una resolución aproximada a la del Centro Europeo y ampliar de la misma forma su sistema de predicción por conjuntos. Además, ese aumento de capacidad de cálculo, viene justificado también por la necesidad de trabajar de forma operativa con modelos regionales y locales de mucha mas alta resolución. Es verdad que en el sistema de proceso del Centro Europeo también se calculan este tipo de modelos pero de forma no operativa - operativamente lo hacen los Servicios Meteorológicos europeos que tienen los recursos necesarios- y por tanto sin unos requerimientos de tiempos de cálculo tan restrictivos como los que demanda el NWS.

Este replanteamiento de la predicción numérica norteamericana es una estupenda noticia dada la posibilidad de disponer en todo momento  de dos modelos de muy alta calidad y, además, por lo que supone de estímulo y de sana competencia entre los dos Centros. Sin embargo, mas allá de todo ello, hay una interesante posibilidad que puede dar a mi juicio beneficios adicionales. Como comentaba más arriba, mientras que Norteamérica pone a libre disposición de todo el mundo los resultados de sus modelos numéricos, Europa, a través del Centro Europeo, lo hace de forma muy restrictiva, estando la inmensa mayoría de sus productos sujetos a una tarifa de precios, algo que dificulta su utilización por múltiples usuarios y desde luego los hace inasequibles para el ya amplio mundo de los aficionados. ¿Que pasaría si en el plazo de tres o cuatro años los productos del GFS aumentan sustancialmente su calidad igualando -no me atrevo a decir aventajando- a los del Centro Europeo y los siguieran facilitando de forma gratuita? Evidentemente el Consejo del Centro Europeo tendría que replantearse muy a fondo su política de precios si quiere evitar un posible y progresivo movimiento europeo hacia los modelos norteamericanos que, estoy seguro, seguirían siendo de libre disposición. 

Dos políticas económicas y dos conceptos de servicio público: veamos cual triunfa. En cualquier caso, buenas noticias para el mundo meteorológico.

2 comentarios:

  1. Es una excelente noticia. D. Ángel, pues es muy necesario que mejoren los modelos de predicción meteorológica. Lo que es una lástima es que el compromiso de las administraciones competentes sólo se concrete a golpe de tragedias. Pero esto ya son cosas de la naturaleza humana.

    Muchas gracias por acercarnos esta información y mucho ánimo con su blog. Me temo que no seremos pocos los que le leeremos con interés.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Poco a poco avanzamos. A ver si es posible que, con la "competencia", el Centro Europeo libere un poco más sus productos!

    Saludos

    ResponderEliminar