Follow by Email

8 de mayo de 2013

Mas señales de alarma en el Ártico

Hace unos días escribí una entrada en este blog sobre la noticia difundida a finales de marzo por distintos medios de comunicación sobre la situación de "meseta", es decir, sin grandes cambios, en el proceso de calentamiento global durante los últimos 15 años y la controversia científica -y no científica-  a lo que ello daba lugar. Por otra parte, el pasado día la Organización Meteorológica Mundial (OMM) daba a conocer su informe anual sobre la evolución del clima y revelaba que el año 2012 había sido el noveno más cálido desde 1850.

Las dos informaciones son perfectamente compatibles. La primera se centra en el "estancamiento" del proceso, mientras que la segunda se refiere a que el proceso contínua, si bien no se intensifica. Sin embargo, mas allá de entrar en el debate de las posibles causas de ello, algo a lo que ya me referí en la entrada a que hacía referencia más arriba, quiero fijarme hoy en otro dato importantísimo que también aparece en el informe de la OMM y que se refiere al acelerado proceso de fusión del Ártico en verano. Según el mismo, el pasado verano la superficie libre de hielo ha sido un 18 por ciento mayor que la del anterior registro más bajo en el año 2007. 

Desde mi punto de vista este proceso es la prueba mas fehaciente del calentamiento global y de lo anómalo del mismo. Pueden estarse dando cambios en la circulación del chorro polar y discutir si es algo novedoso y atribuible al calentamiento o responde a algún ciclo de recurrencia más o menos largo...pero ¿desde cuando no se deshelaba el Ártico con esta rapidez y contundencia? Por otra parte, esta velocidad en la fusión rebasa todas las previsiones que se habían hecho sobre cuándo quedaria el Ártico libre de hielo en verano. Hace unos años se hablaba de que transcurrirían 100 años, después la cifra se rebajó a 50 y hoy se habla de que puede ocurrir dentro de un par de años. Y es curioso -y realmente preocupante- que esto ocurra con el calentamiento "estancado" e, incluso, en la parte mas baja de las proyecciones de los modelos de calentamiento.

Que el hecho tiene una importancia transcendental desde el punto de vista geopolítico lo demuestra la reunión que ha tenido lugar en la Casa Blanca con diversos científicos, dadas las grandes incógnitas de todo tipo que se abren si el Ártico queda libre de hielos en verano, no siendo la menor la preocupación por la explotación de toda su riqueza mineral con la posible y grave afectación medioambiental y la realimentación del calentamiento global por la mayor liberación de combustibles fósiles.

 Pero, aún siendo esto muy grave, mas lo son todavía las alteraciones que este fenómeno puede producir a escala global. Ya me he referido en otras ocasiones a los cambios que un océano Ártico más cálido puede provocar en la circulación global y mas concretamente en la configuración del chorro polar con sus problemas asociados en cuanto a un posible mayor número de fenómenos adversos. A ello se une la preocupación creciente sobre una mucho mayor y más rápida emisión de metano a la atmósfera por parte de los suelos deshelados si tenemos en cuenta que el metano tiene un efecto siete veces mayor que el dióxido de carbono sobre el calentamiento global. Y por si esto fuera poco, ahora también se especula con la poca capacidad de absorción por parte del océano Artico con el resultado de una mayor acidificación del mismo. En relación con muchas de estas cuestiones, considero interesantísimas las declaraciones del profesor Carlos Duarte, uno de los mas importantes científicos que han participado en la reunión de la Casa Blanca. Aunque transcribo parte de ellas a continuación, también pueden escucharse mas ampliamente aquí.

DUARTE: “We know from the history of ice covering the planet along geological time scales that ice is strongly a non-linear element in the earth’s system. It’s one of the components that show very rapid, very abrupt changes and tipping points. So we expect that once the ice will be lost quickly from the Arctic and also from the shelves in Greenland, then other forces will be set in motion, and many forces will be set in motion by loss of ice. One of them is the release of methane hydrates from the shallow continental shelves, mostly around Siberia, and those are molecules of methane that are trapped into ice in the sediments of the continental shelves and in the permafrost on land. So if this ice melts, this methane can be released abruptly and suddenly. And deposits of methane trapped in the shallow sediments of the Arctic amount to about five times the greenhouse power that humans have set in motion through burning fossil fuels. So if this five times what we have released in 150 years is released within a few years, that would be detrimental to the climate system and it could lead to a very rapid warming, and could again set in motion other forces like increased freshwater discharge to  the Arctic, which has already increased by 30 percent. And this involves a greater export of fresh water and buoyancy to the Atlantic, which may affect global circulation and global currents, and those in turn will affect regional climates  also further south to the sub-Arctic region. Also,  warmer temperatures are leading to dieback of the boreal forest and also the peat deposits in the boreal region are drying up to the extent that they can catch fire.”
(IRENE QUAILE:  How close are we?)
DUARTE: “We very much know what the threshold and the tipping point for the release of methanes will be, because the methane is kept in the hydrates, deposits in the salty sediments by ice, frozen sediments, and we know the freezing point of salty sediments may be around  minus 1 degree. So when the temperature of water in the summer goes well above freezing point, the hydrates will defrost and the methane will be released. So what we need to monitor is the temperature of the shallow waters in the Siberian shelf and other shallow waters in the Arctic, in the Canadian region as well, and see how close they’re getting to temperatures of 3 and 4 degrees, which will be those that will lead to melting of the hydrates.
DUARTE: “Unfortunately society is much more mobilised by opportunities than by risks. So the discourses and warnings of risks actually almost lead to inaction by society, whereas the sight of opportunities encourages society to set themselves in motion. So the opportunities for economic growth in the Arctic have dominated the discourse and the actions by society and policy makers. Those opportunities are new navigation routes across the Arctic, and the exploitation of oil, gas and fisheries, that were not accessible just a few years ago. The paradox in this is that the Arctic countries recognise that the forces that are improving access to these resources is actually climate change and that the reason for this climate change is the burning of fossil fuels by humans.  Arctic nations themselves are responsible for 26% of the release of these greenhouse gases and are taking advantage of these opportunities, which will involve greater emissions of greenhouse gases.  (…) I think there should be a balance between the economic growth these opportunities could bring about and the economic losses, they may bring about, which I don’t think have been quantified.” 
Es verdad que no sabemos como el complejo sistema océano-tierra-atmósfera puede reaccionar ante estos cambios drásticos. Podrían ponerse en marcha algunos procesos de reequilibrio pero muchos científicos temen que nos estemos acercando ya peligrosamente, como dice el profesor Duarte, a un punto umbral (tipping point) a partir del cual la evolución general puede acelerarse bastante y de un modo prácticamente irreversible. ¿Estamos preparados para adecuarnos a una evolución tan rápida? Me temo que nó. ¿Entonces?

2 comentarios:

  1. Es extremecedor es el panorama que se está pintando en el Ártico .
    Realmente sí creo que nos estamos acercando al tipping point , y como bien dices, Ángel, no sabemos a ciencia cierta como interaccionará un Polo Norte sin hielo en el complejo sistema océano-tierra-atmósfera :

    1.- Ya que removerá la corriente del Golfo , cuando realiza el vuelco de sus aguas en latitudes altas en el Atlántico Norte .

    2.- Esto producirá cambios en las temperaturas superficiales del agua y relantización de la cinta transportadora que va por el fondo del océano en esas latitudes , arrastrando su influencia a las masas de aire ...

    3.- Más partículas en la atmósfera, pueden crear más núcleos de condensación ... pero son elementos muy contaminantes ,,, que puede traducirse en lluvias sucias- ácidas etc.....

    4.- Como afectará todo esto a los grandes patrones climáticos ???


    Sí hay que confiar en que la humanidad ponga remedio a estos procesos tan destructivos , creo que los intereses económicos están muy por encima del clima mundial .

    En mi opinión , los ciclos solares tan débiles que se esperan , como el que estamos teniendo , igual nos salvan y logramos tener una Little Ice .... eso sería lo mejor que nos podría pasar , y con ello la recuperación del Ártico ....

    Porque de la raza humana espero poco ...

    un saludo MAESTRO , empar

    ResponderEliminar
  2. Gracias Empar. Pues sí...a ver por donde le da al Sol :)

    Saludos

    ResponderEliminar