Follow by Email

14 de mayo de 2013

La primavera, las fiestas y los meteorólogos

En este tiempo de primavera, cuando los meteorólogos vemos venir a un amigo o recibimos su llamada telefónica, lo primero que pensamos es que nos va a preguntar por el tiempo que va a hacer dentro de unos días, ya que tiene previsto organizar o asistir a cualquier celebración al aire libre. Bodas, comuniones, bautizos, barbacoas, son algo del todo habitual en los meses de mayo y junio y la gran preocupación es decidir si montar la fiesta "fuera" o "dentro", algo que plantea con frecuencia problemas nada despreciables de infraestructura y planificación. Las preguntas son de todo tipo: desde quien sólo desea tener una aproximación al tipo de tiempo que se espera o, hasta quien prácticamente exige que le digas si el día en cuestión va a llover a las siete y media o será ya a las ocho... O si es mejor celebrarlo en su jardín o en el de unos amigos, un par de manzanas más allá.

Como ya he comentado repetidamente la primavera es la peor época del año para las predicciones; no voy a cansar a los lectores enumerando una vez más las causas de que ello sea así pero quien tenga interés puede revisar algo sobre ésto en esta entrada anterior del blog. En cualquier caso, los meteorólogos sudamos tinta para explicar al amigo la imposibilidad de darle con seguridad la información que pide, sobre todo en algunos tipos de situaciones, intentando sin embargo darle alguna pista de cómo pueden ir las cosas, al tiempo que le decimos cuando le vamos a poder informar mas concretamente.

Imaginemos que la pregunta se refiere a una fiesta para primeras horas de la noche del próximo sábado en Madrid. El amigo en cuestión ha tratado ya de obtener alguna información a través de los múltiples portales de Internet y ve que, en general, se da probabilidad de chubascos en ese día e incluso con cierta probabilidad de tormenta. Traga saliva, musita una interjección incomprensible acompañada por la palabra "tiempo" y decide que no tiene más remedio que llamar a su amigo el meteorólogo. Ahora es el propio meteorólogo el que también traga saliva porque ya ha echado un vistazo y sabe más o menos por donde van los tiros. De todos modos, se dispone a complacer a su amigo al que solicita un ratito para "mirarlo mas despacio"...aunque en el fondo pide tiempo para pensar " a ver como se lo cuento". El amigo concede ese ratito graciosamente y así, como quien no quiere la cosa, le añade..."ya sabes, si va a llover... que le vamos a hacer...en fin, lo que yo quiero que me digas es si va a ser entre las siete y media o las ocho...o ya mas bien entre las ocho y las nueve".

El meteorólogo mira el modelo del Centro Europeo, al que considera el mejor del mundo, y efectivamente, constata la presencia de una borrasca fría afectando a la Península para el sábado, algo que, si uno cree en la ley de Murphy, era lo que cabía esperar. 

Topografía de 500 hPa para las 00UTC del domingo 19 de mayo (ECMWF)

A continuación consulta el modelo GFS norteamericano y, aunque no suele ser lo más normal en estos casos, coincide bastante con la salida del Centro Europeo lo que le da una cierta seguridad sobre esa evolución
Topografía de 500 hPa para las 18UTC del domingo 19 de mayo (GFS/NOAA)

Por otra parte, quiere saber la "fiabilidad" que la solución del Centro Europeo tiene y consulta los mapas de anomalías obtenidos por el método de "ensembles".  Observa que es bastante aceptable si bien, en la zona trasera de la circulación de la baja observa una mayor 

Topografía de 500 hPa del modelo determinista del Centro Europeo y desviación estandard (sombreado) a partir de los "ensembles" para las 00UTC del domingo 19 de mayo

desviación que empieza a ser significativa y que podría hacer que la ubicación exacta de la baja no fuera la que muestra el modelo básico o determinista.  

Tras examinar estos mapas, sabe que sería muy interesante estudiar otros productos "ensemble" del Centro Europeo como por ejemplo en EPSgrama para Madrid, pero desgraciadamente no está disponible en Internet. En cualquier caso ya tiene unas conclusiones, que son las siguientes:

a) La probabilidad de que el sábado haya una borrasca fria afectando a la Península Ibérica es bastante alta.

b) Hay mas incerteza en el conocimiento de cuál será la ubicación exacta definitiva de esa baja pero, aunque haya algunos cambios en su ubicación, la atmósfera inestable va a predominar sobre amplias zonas del centro peninsular, si bien la intensidad y frecuencia de los chubascos y tormentas va a depender de esa ubicación ya que, en la parte posterior de la borrasca, esa frecuencia e intensidad será menor. Serán los modelos a corto plazo del jueves y sobre todo del viernes los que permitirán afinar más pero, dado que se trata de actividad convectiva de muy dificil simulación y resolución, no se podrá tener un gran detalle espacial y temporal tal como se podría ser en el caso del paso de un frente.

c) Como la convección se refuerza mucho durante las horas de luz -y calor- solar, cuanto mas tarde empiece el festejo la probabilidad de chubascos irá siendo menor.

En resumen, el sábado hay una probabilidad alta de chubascos, a veces tormentosos, en Madrid que seguramente disminuiría según vaya acabando la tarde quedando una noche bastante fresca y algo húmeda. 

Con esta conclusión, el meteorólogo respira hondo y se dispone a llamar a su amigo sabiendo que le dirá algo así como...¡Pero hombre, me dejas con la duda! ¿Lo monto fuera o nó?? ...De nada va a servir que le hable sobre la baja predecibilidad de la atmósfera en primavera o de las altas o bajas probabilidades de los "ensembles"...¿Sería mejor asumir el riesgo y decirle que no va a llover... o que seguramente sí? ¿Tiene que asumir y mostrar una seguridad que la ciencia no le da?....No, no tendría sentido.

Y sin embargo, la contestación con la que se encuentra es: "Gracias de verdad; te entiendo perfectamente. El otro día vi un programa en la tele explicando todo esto y me he dado cuenta de la dificultad. Lo único que te pido es que me sigas vigilando de cerca esa borrasca y me vayas contando. Seguro que mañana y pasado la cosa va estando más clara y vamos viendo en que zona de la borrasca vamos a estar. Y estaré también al tanto de las informaciones y avisos de AEMET".

¿Escucharemos cada vez más respuestas de este tipo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario