Follow by Email

26 de febrero de 2013

Una borrasca errante (II): La aventura contínua

En mi anterior entrada del blog, me refería a la evolución de la borrasca de niveles altos que nos está afectando en los últimos días y la denominaba como "errante" por el curioso recorrido que efectuaría según los modelos. Así ha sido: tras ubicarse durante el fin de semana en la zona de Génova-León dándonos una gélida entrada de vientos de componente norte sobre la Península, ayer comenzó su movimiento de retroceso. Se prevé que, durante la próxima madrugada, su centro se encuentre  sobre Galicia y que, durante el día de mañana, se desplace hacia el sur, a través de Portugal, para ubicarse, en la madrugada del jueves, sobre la zona del cabo de San Vicente y seguir, a lo largo de este día, hacia el Mediterráneo a través de la Baja Andalucía. Luego, y continuando su segundo recorrido hacia el este, el sábado se encontraría ya sobre el sur de Italia. Después, parece que entre el domingo y el lunes, desaparecería sumida en el seno de una circulación atmosférica mas potente sobre Anatolia. Por tanto, ahí acabaría, previsiblemente, la vida de esta borrasca errante. Este recorrido puede verse en los mapas de 500 hPa del Centro Europeo de Medio Plazo.

Pero lo interesante ahora es prestar atención a los efectos que este recorrido va a tener en el tiempo en España, referido sobre todo a la aparición de nevadas. Hoy martes, el flujo frío del norte casi ha desaparecido, pero queda sobre la Península mucho aire frío procedente de la entrada de estos días y que se ha enfriado, más aún, por la fuerte irradiación nocturna que han provocado los cielos casi despejados. Por otra parte, el traslado de la borrasca hacia Galicia, va a dar lugar a que la zona propicia al ascenso del aire -su zona delantera- quede sobre Castilla y León y a que ahí las nubes crezcan lo suficiente como para dar precipitaciones que serán fundamentalmente de nieve. El "alimento" para ellas va  ser un flujo de aire, ahora del este, que, aunque no excesivamente húmedo, lo es suficientemente para cumplir su cometido. 

Con el traslado del centro de la borrasca hacia el sur ocurre una evolución curiosa en los mapas de presión en superficie que puede seguirse aquí. Durante el miércoles, aparece un seno de bajas presiones, que acaba cerrándose como borrasca, sobre Andalucía occidental y que, de alguna manera, es la correspondencia de la borrasca de niveles altos. Por otra parte, comienza a insinuarse,otro seno de bajas presiones sobre el mar de Alborán, que durante el jueves también se cerrará como borrasca y que se acabará convirtiendo en la principal. Este tipo de borrasca suele aparecer en esa zona justamente cuando, como en este caso, una borrasca de niveles altos, se ubica sobre el área San Vicente-Gibraltar-Canarias, y es la consecuencia de la interacción entre la zona delantera de la de niveles altos -recordemos que es la zona que provoca caídas de presión en superficie y condiciones para el ascenso del aire- con el obstáculo orográfico de la cordillera del Atlas y la contribución térmica del agua del Mediterráneo, fría también ahora, pero más cálida en cualquier caso que las tierras circundantes. 

Con ese "juego" de borrascas en superficie durante el miércoles y el jueves, las precipitaciones también van a tener un comportamiento interesante. La borrasca mas occidental induce un flujo convergente del este -y puede que en cierta medida también del suroeste- sobre Extremadura y Andalucía occidental. Esa convergencia, junto con las condiciones en niveles altos, dará lugar a precipitaciones de lluvia o de nieve -según horas y altitudes- en esas zonas. Por su parte, la mas oriental, la del mar de Alborán, establecerá un flujo de aire húmedo mediterráneo sobre el tercio oriental de la Península que dará ya algunas precipitaciones en esas zonas durante las últimas horas del miércoles. Éstas se extenderán durante el jueves a amplias zonas de la mitad oriental peninsular y también podrán ser de nieve en muchas áreas. Al mismo tiempo, y en la medida en que la borrasca "occidental" va desapareciendo, tambien lo hacen las precipitaciones de Andalucía y de Extremadura.

En este mapa de presión en superficie y de precipitaciones para las 06 UTC del próximo jueves procedente del modelo norteamericano GFS y facilitado por OGIMET, pueden verse las zonas de precipitaciones ligdas a las dos borrascas a las que se hace referencia en el texto. ¿Confluirán ambas? (las líneas rojas delimitan las precipitaciones que pueden ser en forma de nieve)

A este respecto es muy curioso observar la evolución de las precipitaciones en la zona centro durante las primeras horas del jueves. Por el oeste de la misma se acercan, debilitándose, las ligadas a la borrasca "occidental". Por el este, las ligadas a la borrasca mediterránea. ¿Llegarán las dos a confluir sobre esta zona? ¿Se agotará antes la "occidental? En cualquier caso, evolución muy curiosa a seguir por las imágenes de satélite y radar. Y, como siempre, en estos casos, la pregunta del millón: ¿Nevará en Madrid? Pues sí, todo apunta, al menos hoy, a que algún centímetro puede caer; de hecho AEMET, ya ha activado su aviso amarillo.

El viernes, nuestra errante borrasca de niveles altos -y su activa acompañante de niveles bajos, afectarán todavía a zonas mediterráneas. El sábado, ya empezando a debilitarse, a Baleares. Después ya, siempre, hacia el este, seguirá hacia su desaparición, al tiempo que las circulaciones húmedas atlánticas parecen dispuestas a visitarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario