Follow by Email

13 de febrero de 2013

Nevadas y tiempo seco: dos caras de una misma situación

Durante las últimas semanas están siendo noticia, tanto las abundantes nevadas en la montaña Cantábrica y en los Pirineos con las grandes crecidas de los rios que tienen su origen en esas zonas, como el tiempo seco y frío que, de forma prolongada y un tanto cansina, está afectando al resto de las regiones peninsulares. Sin embargo, estos dos efectos tan dispares, tienen una misma causa conocida: la persistencia del chorro polar del norte y noroeste sobre España.

 En invierno es normal que una amplia dorsal en niveles medios y altos de la atmósfera se establezca sobre o en las cercanías de la Península Ibérica y permanezca en situación semiestacionaria bastante tiempo. La circulación del chorro que la rodea por su flanco septentrional suele encontrarse mas hacia el norte y/o al este de la Península predominando así el tiempo estable y con abundancia de nieblas. Sin embargo, ya desde mediados de enero, la posición y la "forma" de esa dorsal ha sido tal que el chorro polar ha afectado a la Península de forma casi permanente con una trayectoria aproximada nornoroeste-sureste. Las sucesivas ondulaciones del mismo daban lugar a frentes que entraban por el norte o noroeste peninsular y se deshacían en general tras cruzar cordillera Cantábrica y Pirineos. Sólo alguna onda más marcada fortalecía a su correspondiente frente y de esta forma algunas precipitaciones han llegado hasta algunas regiones del centro.

Una típica situación de este periodo: Mapa de la superficie de 500 hPa correspondiente a las 00 UTC del 6 de febrero. La dorsal, bastante desplazada hacia el oeste, da paso al chorro polar del NW sobre la Península.  (ECMWF)
                               

Las consecuencias de este tipo de circulación sobre las distintas regiones de Iberia son muy distintas.  En las montañas del norte, la incidencia casi perpendicular de estos vientos húmedos y frios del Atlántico setentrional provocan la aparición continuada de abundante nubosidad y precipitaciones con frecuencia en forma de nieve. Sin embargo, tras atravesar esas montañas, el viento llega muy seco y un poco más templado a tierras del interior y sólo se forman nubes, en general de poca importancia, cuando de nuevo tiene que remontar montañas. Con frecuencia aparecen hermosos altocúmulos lenticulares que hacen las delicias de los aficionados por sus curiosas y atrayentes formas. Son tiempos de cierzos en el Ebro, tramontana en Baleares, "regañón" en Castilla, terrales en zonas levantinas y murcianas y levantes en la Baja Andalucía. 

En esta imagen del satélite TERRA obtenida unas doce horas después del análisis anterior de 500 hPa, pueden verse los distintos elementos descritos en el texto. La corriente fria del noroeste forma sobre el mar una estructura nubosa de "células abiertas", lo que indica que hay una gran diferencia de temperaturas entre mar y aire. El viento, al incidir sobre  Pirineos y Cordillera Cantábrica, da lugar a grandes acumulaciones nubosas semiestacionarias que producen una precipitación persistente. Las tierras del Sistema Ibérico presenatn también abundante nubosidad debido a que el aire atlántico todavía llega ahí con bastante humedad a través de las memores altitudes de los Montes Vascos. A las demás zonas, el aire llega ya muy seco y solo se forma alguna nubosidad en zonas montañosas. A veces aparecen bandas nubosas paralelas formadas a partir de la perturbación ondulatoria que se genera en el flujo al atravesar la momtaña y que a ojos del espectador aparecen generalmente como altocúmulos lenticulares. Mientras tanto, el terral provoca cielos despejados en el Mediterráneo.

Esta situación de norte y noroeste se ha hecho en estas últimas semanas muy persistente. Al tiempo que la nieve se acumula en las montañas norteñas en cantidades que no se registraban desde hace muchos años, el tiempo frío y seco en el resto de las zonas genera en muchas personas resfriados, alergias y un cierto cansancio. 

En cualquier caso hay síntomas claros de que la situación empieza a cambiar. La dorsal mueve su zona central sobre la Península de modo que el tiempo calmado y algo más suave va a ser predominante hasta el sábado. A partir del domingo o el lunes, parece que van a ser los suroestes los que nos van a afectar con tiempo nublado, lluvias y temperaturas mas suaves en la vertiente atlántica. En ese caso habrá que prestar mas atención si cabe a los rápidos deshielos. Y, estando como estamos, a  punto de empezar la segunda quincena de febrero, hay que vigilar siempre a alguna posible entrada fría desde Centroeuropa que, sobre todo, si interaccionase sobre la Península con una masa atlántica mas húmeda y templada, podría dar lugar a nevadas en muchas zonas del interior. No está clara todavía la evolución a partir de mediados de la próxima semana. Y, en cualquier caso,  febrerillo...es febrerillo.

7 comentarios:

  1. Hola Angel ¡
    Excelente explicación de lo que ha sucedido en este Enero del 2013, que además se corresponde con las fases positivas de la NAO y la AO , ya que en diciembre del año 2012 la NAO cerró con +0.17 , y en Enero del 2013 +0.35 .

    Y la AO (oscilación del Ártico ) en diciembre 2012 = + 2 y en Enero 2013 +0.08 .
    Cuando estos patrones atmosféricos están positivos o neutros como han estado algunos días en lo que llevamos de invierno , aunque la AO parecía a mediados de Enero que iba a quedarse negativa , a finales dio un repunte a positiva , y ahora en los primeros días de Febrero parece que tiene tendencia a la baja ( es decir , a ponerse negativa ) , esto puede favorecer que el Superbloqueo del Anticiclón de las Azores se desplace , o bien a latitudes más bajas , o algo al centro del continente Europeo, y con ello deje un buen pasillo a las borrascas atlánticas .
    La acción del potente Anticiclón Azoriano , ha estado como sabrás a 1038 Hpa ( tela marinera, se asemejaba mucho al superanticiclón de Siberiano ) ha hecho que la corriente de Chorro subtropical también se debilite, porque ha deformado la célula de Ferrel ,
    ( vamos que la ha hecho más pequeña de su posición normal ) , a mi parecer esto es producto de estos patrones atmosféricos (NAO y AO ) positivos o neutros , por una parte .

    Y lo interesante y raro , si me permites la expresión ha sido que la bilocación del Vórtice Polar , con AO y NAO positivas o neutras , ha producido lóbulos sobre el Norte del Canadá y sobre Siberia Central y oriental , dejando las intensas nevadas y fuertes fríos en esos lugares , y la Península Ibérica nos hemos quedado con las migajas de lo que se estaba cociendo en latitudes más septentrionales , porque Calentamiento Estratosférico se ha producido en Enero del 2013 , con una NAM a – 3 , es algo evidente , pero lo raro , raro , raro es que la AO solo tuvo unos días de Enero con salidas negativas , y no acabó de cuajar.

    Cada vez soy más de la opinión que la respuesta está en los hielos del Ártico , de los mares de Barents y Kara , y conforme esté el anticiclón o las bajas en la Aleutianas .

    Creo que son unos de los ingredientes básicos para que lo que se cueza en el Polo Norte , y de paso nos llegue a nuestra latitud peninsular , afectando a la mayor parte del territorio español .

    Un abrazo Maestro . Empar

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tu documentadísimo comentario Empar. Lo que me parece más interesante son las interacciones entre los diversos elementos de las circulaciones atmosféricas y oceánicas y coincido contigo en que la evolución de los hielos polares es especialmente crítica.

    En cuanto a NAO y AO reconozco su interés pero no las sigo demasiado por que no aportan, desde mi punto de vista, mayor información que las que nos dan los mapas analizados o previstos, ya que son datos obtenidos a partir de esos mapas; es decir ambos índices son otra forma de mostrar - o de resumir- la misma información. Pero, lógicamente, las formas dependen de los gustos y de las costumbres de cada uno. Lo esencial es coincidir en los diagnósticos.

    De nuevo, muchas gracias Empar. A ver cuando coincidimos y nos echamos una buena parrafada!

    ResponderEliminar
  3. Será un placer Maestro , hablar del tiempo contigo .

    Angel; comprendo tu visión más práctica de los mapas y las salidas de los satélites , pero como dices para gustos; colores, y a mí lo que me gusta son los pronósticos a largo plazo y eso solo se puede conseguir estudiando las teleconexiones de los patrones atmosféricos .

    Grácias por contestar y darme tu punto de vista .

    Hasta siempre MAESTRO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de nuevo Empar. Quizás me expresé mal. Por supuesto que el estudio de las teleconexiones es necesario. Lo que quería decir es que, en mi caso, prefiero "ver" en mapas configuraciones a gran escala de las circulaciones que los "números" que me proporcionan las NAO y AO que son, en el fondo, una concreción en un número de esas configuraciones. Cuestiones de forma, Empar, en absoluto de fondo :)

      Eliminar
  4. Yo a las "células abiertas" les llamo "borreguitos" XD.

    Un saludo y genial articulo. Muchísimas gracias.

    Rodrigo

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Rodrigo. Sin embargo, cuando en el cielo vemos "borreguitos" ...¿no te parece que se parecen más a las "células cerradas" que son las que están mas a la izquierda en la imagen?

    Un saludo cordial.

    Ángel

    ResponderEliminar
  6. Si te refieres a altocumulus sí. Supongo que te referirás a eso porque se les conoce así. Lo otro es solo una forma particular y graciosa que tengo de denominar a la "descarga fría".

    ResponderEliminar