Follow by Email

1 de noviembre de 2012

"Por los Santos, nieve en los altos..."



“…en esta tibia tarde de noviembre,
tarde piadosa, cárdena y violeta”

                                   Antonio Machado: “Campos de Castilla”



Es primero de noviembre, fiesta de Todos los Santos. Estamos en un fugaz intervalo de tiempo sereno, al menos en bastantes zonas, entre la borrasca que ya se alejó por el Mediterráneo y el nuevo temporal de lluvias que pretende agüar de nuevo este fin de semana. Es un tiempo en el que “Sandy” -que tanto nos ocupó estos días pasados- es ya  casi historia, agotándose  por tierras del Canadá y llevando un poco más de calor a latitudes polares. Un tiempo de un cierto relajo para contemplar nuestros paisajes, hermosos y brillantes tras las lluvias, y quizás también para aceptar una invitación a recordar y revivir en tranquilidad algunos retazos de la meteorología popular de noviembre.

“Por los Santos, nieve en los altos…”

 Y así ha sido en esta ocasión. En los programas de televisión y en las redes sociales han circulado bellas imágenes de nuestras montañas nevadas por ese temporal, quizás excesivamente frío, de últimos de octubre. Su visión en estos días despierta en muchos  una tranquilidad y un sosiego que viene de mas allá de la riqueza que eso pueda suponer para campos, acuíferos y embalses. Es, mas bien, una cierta sensación de paz interior, de profundo bienestar.

El día 11, domingo, se celebra San Martín. Veremos si este año el “veranillo” del santo, el último ya del otoño, llega a su cita, si no lo hace…o lo hace retrasado. En cualquier caso son muchos los refranes que hacen referencia a lo breve que puede ser este periodo:

“Veranillo de San Martín, dura tres días…¡y fin!”

“El verano de San Martino, son tres días y un poquito”

mientras que otros se refieren a estos días de San Martín como unas fechas críticas importantes para el pronóstico del tiempo venidero, ya que la circulación atmosférica reinante en esas fechas podría prolongarse bastante tiempo:

“El viento que anda por San Martín, durará hasta el fin”

A partir ya de mediados de mes, el tiempo invernal  empieza a mostrarse ya mas claramente:

“Desde San Martino, el invierno viene de camino”

y en algunas variaciones se añade:

                “…y aunque venga retrasado, por San Andrés ya ha llegado”

Por fin llega San Andrés, el día 30. Los refranes muestran ya como el avance del tiempo frío, en coincidencia con un posible temporal, puede ya bajar la nieve al llano:

“Por San Andrés, nieve en los pies”

“Llegando San Andrés, invierno es”

“Si el invierno aún no ha llegado San Andrés lo tiene asegurado”


 Mañana volveremos a los modelos, a las imágenes y a los datos. Y discutiremos si las tradiciones populares aciertan o no. O, simplemente, nos olvidaremos de ellas. Pero en esta tarde del día de los Santos, que seguramente en muchos sitios será “piadosa, cárdena y violeta”, os invito a descansar un poco, a contemplar el paisaje y a dejar que nos invada, aunque sólo sea un momento, esa meteorología popular, ese saber arcano que, mas o menos conscientemente, llevamos dentro y que de alguna manera amamos.



Para este ligero recorrido por noviembre he ido de la mano de mi buen amigo José Luís Pascual, verdadero experto en muchos saberes y desde luego en meteorología popular y astrometeorología. Para los interesados, la dirección de su página web donde están disponibles sus trabajos es http://cabanuel.webcindario.com/

Por otra parte en la Revista del Aficionado a la Meteorología también está disponible un artículo recopilatorio de Luis Martinez Kleiser sobre los refranes meteorológicos de noviembre

1 comentario:

  1. ¡Qué bueno el saber popular!
    Ya en Ronda, dónde nací, conocía a cabañuelistas que hablaban del tiempo que haría, mucho antes de aparecer el ínclito Mariano Medina, de ahí mi afición por esta forma de pronóstico.
    Soy de la asociación de cabañuelas y conozco la obra de José L. Pascual desde hace mucho.
    Hoy, en Chipiona, ha hecho un día estupendo, incluso he pasado algo de calor arreglando mis plantas.

    Saludos.

    ResponderEliminar