Follow by Email

28 de agosto de 2012

Los predictores se disculpan


Hace unos días fue noticia la disculpa pública de los predictores de la BBC tras un significativo fallo en sus predicciones. En un fin de semana –el del pasado 19 y 20 de agosto- que anunciaron como muy cálido y seco, las tormentas hicieron acto de presencia y estropearon el “week-end”  a muchas personas que habían salido al campo confiando en las predicciones. Mas allá de que me parece correcta y adecuada esa disculpa, lo que considero mas interesante desde un punto de vista técnico es esta frase que incluían en su declaración: “Los ordenadores mostraron las tormentas, pero fueron los meteorólogos humanos los que decidieron que no había evidencias sólidas de que fuera a llover”.

No se como realizaron su predicción los meteorólogos británicos y me gustaría tener mas información sobre el caso pero, a partir de lo publicado, parece claro que en algún momento del proceso de predicción se dejaron llevar más por su “experiencia” que por las soluciones que ofrecían los modelos y dieron un “valor añadido” que, si bien en muchos casos es positivo, no lo fue en esta situación. Dando por hecho su buena voluntad y por supuesto su gran profesionalidad sobre la cual no hay discusión: ¿Actuaron bien desde un punto de vista técnico?

Hasta hace unos cuantos años yo hubiera dicho sin ninguna duda que sí. Los modelos tenían todavía bastantes deficiencias y la experiencia del predictor podía ser determinante en muchos casos. Sin embargo, la gran calidad que éstos han alcanzado en los últimos años hace que en la actualidad haya que pensárselo mucho antes de “llevarlos la contraria”. Hay que conocer muy bien su comportamiento, sus puntos fuertes y débiles, seguir la evolución de las nuevas versiones, consultar las posibles y distintas evoluciones que ofrecen las predicciones por técnicas “ensemble” y, por supuesto, emitir siempre una predicción probabilista. En resumen: hay que ser grandes expertos en las herramientas que se manejan y, se decida la predicción que se decida, tener una argumentación muy fundamentada como soporte de la misma que incluya pero que vaya mas allá de la propia experiencia. Si no es así, el valor añadido del predictor decaerá cada vez más.

Por supuesto con esto no quiero decir que no hagan falta los predictores o que sean una especie a extinguir. Todo lo contrario: como he expresado varias veces en este blog lo que defiendo es que hay que ir hacia un nuevo modelo de predictores. Éstos deben ser verdaderos especialistas en las herramientas manejadas y deben seguir unos estrictos protocolos de actuación que les lleven  si es el caso a admitir y dar por bueno lo que los modelos ofrecen, o matizarlo…o incluso descartarlo pero siempre tras una profunda argumentación técnica. Es necesario por tanto seguir progresando en una mayor formación, un mayor entrenamiento y probablemente una selección personal mas estricta. Y más si cabe en una época como ésta en que multitud de resultados de modelos están disponibles en Internet.

Y también deben ser mas cercanos a los usuarios, mas “asesores”, hacerse más fáciles de entender. En este contexto aplaudo la sincera petición de disculpas y la muestra de humildad de los predictores de la BBC, una estupenda muestra de comunicación y de cercanía. Sólo echo de menos –la noticia al menos no lo dice- que hubieran explicado de forma muy sencilla y didáctica las razones del fallo. Qué mejor ocasión para divulgar y para que el público conozca la belleza y la dificultad de la predicción meteorológica.

2 comentarios:

  1. Me parece una reflexión muy acertada. Y muy coherente, adaptado y responsable el modelo de predictores que propones.
    ( Aquí no veo yo a nadie pidiendo perdón, por nada )
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Wen. Nos cuesta mucho cambiar comportamientos y formas. Pero, de un modo u otro, la vida nos lleva a ello!

      Eliminar