Follow by Email

7 de noviembre de 2019

"Noroestes", una vez más

Es verdad que el tiempo se ha vuelto ya muy otoñal, y por lo que se ve en los mapas previstos para los próximos días va camino de hacerse casi o plenamente invernal. Pero en este otoño siguen faltando, al menos en la vertiente atlántica, las lluvias de otoñada, las lluvias tranquilas y provechosas que traen -traían- los "suroestes", los "ábregos", "los llovedores". Todo lo contrario: como viene ocurriendo con mucha frecuencia durante ya varios años son los "noroestes", los "regañones" de Castilla y León, los que siguen dominando nuestra circulación atmosférica. Como vientos más fríos transportan menos humedad atmosférica y, además, como es un tipo de circulación que tampoco favorece los ascensos verticales potentes de carácter dinámico, las precipitaciones son mucho menos importantes y significativas que en el caso de los suroestes que transportan masas más cálidas y húmedas con movimientos ascendentes mucho más marcados. Solo en las cadenas montañosas orientadas más o menos perpendicularmente a ellos y sobre todo en las montañas cantábricas y parte de las pirenaicas -que son las primeras en recibirlos- esas lluvias y nieves son importantes. 

Topografía de 300 hPa prevista para mañana viernes. Muestra un patrón de circulación que, con algunas alternativas, será predominante en los próximos días: circulación del noroeste o norte en capas altas y formación de danas o borrascas frías pero siempre centradas sobre el Mediterráneo occidental o, como mucho, sobre el centro peninsular (ECMWF/Tiempo.com)

Con esta situación, la distribución probable de las precipitaciones acumuladas durante los próximos siete días está clara: acumulaciones importantes en el área Cantábrica y en montañas del cuadrante noroeste. También en Baleares debido a la ubicación de la o las borrascas frías que se puedan formar. 

Es verdad que, como en estos días venideros, pueden venir desde esa dirección danas o borrascas frías que den lugar a algunas precipitaciones significativas, pero la tendencia es que su centro, con la llamada "convección del núcleo frío" asociada, se sitúe sobre el interior peninsular con algunas precipitaciones significativas pero poco duraderas y mal estructuradas. Es posible que la vertiente mediterránea pudiera recibirlas en mayor cantidad si la borrasca se colocara adecuadamente pero a veces con el coste de muchos fenómenos adversos asociados. 

La causa próxima de todo ello parece clara: la sempiterna dorsal atlántica o "anticiclón de las Azores" no se debilita o se retira hacia el sur permitiendo un descenso del chorro polar y por tanto la entrada de los vientos del suroeste. Es verdad que en algunas ocasiones lo hace pero siempre de modo muy efímero. De un modo u otro es un patrón repetitivo que puede ya convertirse -o se ha convertido- en muy significativo desde un punto de vista climatológico, en un importante cambio climático. Si eso es así, y se convierte en ese rasgo climatológico casi permanente, en España tenemos ya que replantearnos muchas cosas. 

6 comentarios:

  1. Esperemos que cambie pronto esta situación porque por aquí por el Puerto de Santa María (Cádiz), mucha nubosidad pero poca lluvia. Y tienes toda la razón, antiguamente cuando se veía una borrasca por las Islas Canarias normalmente subía hacia la Península Ibérica y entraba por el Golfo de Cádiz dejando mucha precipitación en todas estas zonas.

    ResponderEliminar
  2. Si ese tipo de circulación aparece ya pocas veces. Esperemos que se restaure aunque sea de vez en cuando. Un saludo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. A pesar de todo no debe extrañarnos que estos "regañones" del NW sean frecuentes. Es cierto que se nota la ausencia de los "ábregos" o "llovedores", pero si uno mira el mapa de precipitación media anual en España, la distribución de la misma coincide con la que se obtiene con situaciones NW como las que estamos teniendo y parece que vamos a seguir teniendo la semana que viene

    ResponderEliminar
  4. Hola Rafa, si como comentaba por twitter la diferencia podría verse mejor comparando con treintenios anteriores. Por otra parte, aunque los valores anuales totales puedan ser parecidos sabemos que son formas de llover muy distintas (temporales atlánticas vs. borrascas frías/danas.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Angel de nuevo por tus detalladas explicaciones de los patrones meteorológicos:Destaco tu 1er comentario:
    "la sempiterna dorsal atlántica o "anticiclón de las Azores" no se debilita o se retira hacia el sur permitiendo un descenso del chorro polar y por tanto la entrada de los vientos del suroeste. Es verdad que en algunas ocasiones lo hace pero siempre de modo muy efímero"
    ESTO SE VE EN EL MAPA DE 300HPA QUE MUESTRAS. HOY, VIERNES, UNA SEMANA DESPUÉS EL MAPA ES PRACTICAMENTE EL MISMO. EL CHORRO SE DIVERGE SOBRE IRLANDA, GENERANDO DESDE ALLÍ, VAGUADA Y GOTA/DANA, CREANDO UNA LLUVIA TIPO ÁBREGO O DEL SUROESTE EN O. DE ITALIA Y FRANCIA MEDITERRÁNEA CON APORTE DE HUMEDAD Y MASAS DE AIRE TEMPLADAS.
    También quiero destacar tu 2º comentario:
    "formación de danas o borrascas frías pero siempre centradas sobre el Mediterráneo occidental o, como mucho, sobre el centro peninsular"
    ES CLARO LO QUE NOS DICES.SEA VAGUADA O DANA NO SIGUE TRAYECTORIA HACIA ESTRECHO DE GIBRALTAR GENERADORA DE BORRASCA EN SUPERFICIE (LLOVEDORA EN MITAD E. PENINSULAR)EJE BALEARES-TÚNEZ, SINO QUE NOS SOBREVUELA POR CENTRO O N. PENINSULAR (CON NÚCLEO FRÍO DE -20ºC)Y SE INSTAURA POR CÓRCEGA/CERDEÑA, GENERANDO EN EL MEJOR DE LOS CASOS UNA PEQUEÑA DANA ERRÁTICA RETRÓGRADA...
    Son mis impresiones tras tus espléndidas explicaciones técnicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jorge, perfectamente entendido. En estas situaciones pueden aparecer algunas situaciones de -para mi- "falsos ábregos" pero muy transitorias cuando nos afecta la parte delantera de una vaguada o dana. Una verdadera situación de ábregos tiene lugar cuando el chorro en bloque, no profundas vaguadas, baja bastante de latitud y entonces, con flujo en niveles medios del W/SW, se generan sobre el Atlántico una serie de borrascas que van afectando a la vertiente atlántica con sus frentes asociados. Esperemos a ver si llegan los "verdaderos ábregos", cada vez más escasos!

      Eliminar