Follow by Email

30 de abril de 2019

Una nube muy observada

Ayer 29 de abril no era un día del que se pudieranm esperar grandes cosas desde el punto de vista meteorológico. Algo ya de calor y la posibilidad de algunas tormentas aisladas debidas en parte a un ligero giro ciclónico embebido en una débil corriente del NW en niveles medios. 

Topografía de 500 hPa de hoy 30 de mayo a 00 UTC. Sobre la Península se observa una débil circulación del NW con un débil giro ciclónico. 
Y así ocurrió. La imagen del canal de vapor de agua de las 18 UTC muestra nubosidad media y alta sobre el interior peninsular con algunos brotes convectivos distinguibles por presentar formas más compactas, y uno de ellos, muy pequeño, casi en el centro peninsular ligeramente al norte del paralelo 40º

Imagen del canal de vapor de agua de las 18 UTC del 29 de abril
La imagen visible muestra una estructura nubosa un poco "caótica" con cirros, nubes convectivas, nubes bajas...

Imagen del canal visible de las 18 UTC
si ampliamos más el centro de la imagen, aparece una línea convectiva compuesta de varios "brotes", alineada de este a oeste, entre el paralelo 40º y la sierra de Guadarrama.

Imagen visible de 18 UTC ampliada

Entre las ocho y media salí a mi terraza y mirando hacia el oeste me encontré con esta imagen en la que, aunque con dificultad, se apreciaba una "virga" descendiendo desde un brote convectivo casi invisible. Además, ya hacia el horizonte, muy lejanos, se distinguían otros dos desarrollos convectivos: 

Hacia las 20,40 locales mirando hacia el oeste desde la zona norte de Madrid (foto: Ángel Rivera)
Y si miraba hacia el sur aparecía esta curiosa estructura, casi en forma de gran pájaro, y de la que intentaban desprenderse también algunas "virga":

Hacia las 20,40 horas locales mirando hacia el sur desde el norte de Madrid (foto: Ángel Rivera)
Diez minutos después, mirando de nuevo hacia el oeste y hacia arriba, se había abierto una "ventana" entre los estratocúmulos y la gran nube convectiva ya era visible en todo su esplendor brillando al sol poniente

Hacia las 20.50 mirando hacia el oeste desde el norte de Madrid (foto: Ángel Rivera)
Subí la foto a Twitter y esperé a que llegaran más imágenes porque estaba seguro que la estaban fotografiando más amigos aficionados. Así fue y, con su permiso, voy a mostrar algunas de ellas pidiéndoles que si cometo alguna incorrección me lo hagan saber. 

Rubén del Campo, con su maestría fotográfica y su profundo conocimiento de las nubes, fotografió al cumulonimbo desde el sur de Madrid y a los espectaculares rayos crepusculares que provocaban sus torreones:

(foto: Rubén del Campo)


Ángeles Rivera lo vio así desde Vallecas:

(foto: Ángeles Rivera)
Alfonso Marcos, así:

(foto: Alfonso Marcos)

Y Mar Gómez así:

                                                                                                (foto: Mar Gómez)



mientras que Daniel Santos desde la sierra de Madrid, lo contemplaba de una forma más global:

(foto: Daniel Santos)
Después volví  a ver la imagen visible que mostraba anteriormente y, aunque no disponía de datos de navegación, me pareció que nuestro cumulonimbo madrileño -y los otros dos que en mi primera imagen se veían en la lejanía- quedaban bien identificados:

Es probable que el punto blanco que aparece en el centro de la elipse sea el cumulonimbo que fotografiamos mientras que los dos más difuminados algo más al oeste fueran los que aparecían en el horizonte de mi primera foto.
Sería interesante hacer un estudio de mesoescala para conocer mejor la génesis de estos desarrollos  que aparecieron, no en la sierra, sino algo al sur de ella. Pero en cualquier caso cabe reseñar que es en las situaciones más aparentemente anodinas dónde con frecuencia aparecen las imágenes más espectaculares. Y buena muestra de ello es esta impresionante imagen que igualmente difundió ayer Rubén del Campo aprovechando los cirros que también aparecieron y que la defino con sus propias palabras: "cirrocumulus lenticularis irisados y con ondulaciones en su parte superior: el rasgo suplementario fluctus" . Una belleza.

(foto: Rubén del Campo)



No hay comentarios:

Publicar un comentario