Follow by Email

9 de abril de 2019

Recordando "semanas de pasión"

Cuando llega esta semana previa a la Semana Santa recuerdo que, en mi época de portavoz de AEMET, la calificaba como "la semana de pasión de los meteorólogos". Lo hacía tanto por los requerimientos continuos de los medios para conocer las predicciones con la mayor antelación posible, como por el "apasionamiento" que suponía seguir de forma casi continua las distintas salidas de los modelos numéricos con unos resultados con frecuencia claramente dispares entre sus sucesivas salidas. Y añadido a todo ello estaba el riesgo de que distintos colectivos pudieran expresar quejas, tanto antes como después de la Semana,  por predicciones a su juicio erróneas y por las que se sentían perjudicados. 

No sé cuál estará siendo la experiencia de los compañeros que ahora están en el departamento de Comunicación de AEMET. Desde "fuera" me da la impresión de que esa presión puede haber bajado algo y lo atribuyo en parte al uso, ya generalizado, de las predicciones de todo tipo y procedencia que continuamente se difunden por Internet. La presión, de alguna manera, se ha repartido, y las fuentes de información están, literalmente, en las manos de cada persona.  Durante mucho tiempo confié en que esa "presión" bajaría por el uso creciente de las predicciones probabilistas -sigo insistiendo que es la mejor predicción disponible desde un punto de vista científico- pero, por razones que no es el momento de debatir, en general no ha sido así. 

Y una vez más, como casi siempre, abril se muestra cambiante, haciendo casi imposible que una dorsal -un anticiclón- permanezca "quieta" por más de dos o tres días. Primavera es la época del año en que la atmósfera muestra su predecibilidad más baja y este año pasa lo mismo. 

La incertidumbre para mediados de Semana Santa con esa vaguada que aparece al oeste peninsular es aún muy alta, pero los "ponientes" atlánticos parecen con deseos de visitarnos en fechas tan señaladas aunque con algunos "descansos". Puro abril.

Por otra parte es un tiempo en el que pueden darse también fenómenos atmosféricos adversos de rápida evolución, y recuerdo por tanto la necesidad de estar muy atentos a las predicciones especiales o avisos provenientes de AEMET. Son informaciones elaboradas por profesionales expertos para los que estos días son de mucho trabajo y mucha atención, requeridos continuamente por hermandades, viajeros, instituciones, hosteleros pidiendo a veces predicciones casi imposibles... Mis mejores deseos y recuerdos para todos ellos y que salga la mejor Semana Santa posible.... ¡o, al menos, la menos mala!

No hay comentarios:

Publicar un comentario