Follow by Email

16 de enero de 2017

...Pues la retrogresión va a llegar hasta la zona de Gibraltar

En el título de mi entrada del blog del jueves pasado me preguntaba hasta dónde llegaría la retrogresión de la gran dorsal anticiclónica que, presumiblemente, se pondría en marcha entre hoy y mañana. 

Imagen del canal de vapor de agua de Meteosat de las 12 UTC del 16 de enero. La rama ascendente de la gran dorsal atlántica se visualiza por la amplia banda blanca que se dirige hacia latitudes polares desde el norte de las Islas Británicas. La rama descendente lo hace por la línea oscura que desde el norte del Báltico, se dirige hacia Cerdeña. El eje de la dorsal sigue una línea imaginaria desde, un poco al oeste de la península escandinava, hasta el oeste de la Península Ibérica. Ese eje ha iniciado ya su basculación -o inclinación- hacia el este e irá haciendo "retrogradar" hacia el oeste al aire frío que ahora se encuentra sobre el centro y norte de Europa, hasta formar una dana sobre el sureste peninsular. El avance de ese aire muy frío hacia la Península vendrá marcado probablemente en las imágenes por el consiguiente avance de la línea oscura a que antes me refería. 

La pregunta que aparecía en ese título era relevante porque, de la ubicación de la dana que se suele formar en el "saco de vaguada" por delante de la dorsal que se inclina hacia el este (la retrogresión), dependería la concreción las zonas en las que aparecerían las precipitaciones, muchas de ellas en forma de nieve. Por otra parte, ya en aquella entrada daba por prácticamente seguro que esta retrogresión iba a dar lugar a una entrada de aire muy frío lo que, junto al viento que la acompañaría, originaría temperaturas bajas y sensaciones térmicas de frío intenso, algo sobre lo que -insisto- habría que informar más en las predicciones. 

Cuatro días después, el panorama se va concretando. La retrogresión va a tener lugar y durante mañana martes, esa masa de aire muy frío procedente del norte y nordeste de Europa -no la calificaría de "siberiana"- se va a extender por toda la Península y Baleares.

La anomalía fría que va a provocar sobre la Europa occidental y central la situación del 15 al 20 de enero de acuerdo con el modelo GFS.

 A este respecto, quizás la diferencia más significativa, entre lo que mostraban los modelos el jueves pasado y lo que muestran hoy es que esa masa va a ser algo menos fría. Así, si en los mapas de hace unos días, la isoterma de -12ºC a 1500 metros de altitud rondaba al nordeste peninsular, en los de hoy no parece que vaya a pasar de los -9 o -10ºC. En cualquier caso, valores muy notables que no se dan todos los inviernos, que van a dar lugar a temperaturas muy bajas también en superficie y que van a originar una situación que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ya califica con toda claridad en su aviso especial de hoy como "ola de frío".

En cualquier caso, la cuestión que planteaba más dudas en la pasada entrada era en qué zonas podía aparecer la nieve. Comentaba, como decía más arriba, que iba a depender mucho de cuál fuera la ubicación final de la dana que se forma en el "fondo de saco" delantero de la retrogresión. En aquel momento, el modelo determinista del Centro Europeo la ubicaba para estos días sobre la zona del litoral sureste peninsular. Era una posición no muy adecuada para la nieve, ya que la zona de máxima actividad -su área delantera- se situaba sobre el mar, y además no parecía muy factible que se organizara adecuadamente un flujo de aire mediterráneo. Sin él no se dispondría de la humedad necesaria para originar unas precipitaciones significativas. En cualquier caso, comentaba que, a la vista de algunos mapas probabilísticos del Centro Europeo, habría que estar muy atentos a la posibilidad de que esa dana se desplazara algo más hacia el oeste, ya que, de ser así, la zona activa  delantera afectaría ya a tierra y el flujo húmedo se organizaría mejor. 

Pues bien, los últimos mapas del Centro que muestro a continuación, reflejan como la dana se va a ir desplazando desde la zona de Baleares hacia el oeste-suroeste, y luego algo hacia el sur, de modo que el jueves su centro estaría ubicado sobre el norte de Marruecos. Por otra parte, a medida que hace ese recorrido, tiende a formarse un pequeña borrasca en capas bajas, lo que va a organizar el flujo húmedo hacia esa zona delantera de la dana. Ello significa que las precipitaciones, que mañana martes afectarán a Baleares y de forma muy tímida a puntos dispersos del litoral mediterráneo peninsular, el miércoles se extenderían a amplias zonas del Sureste y de Andalucía oriental, y que el jueves, coincidiendo con una mayor estructuración de la circulación del este en niveles bajos, podrían intensificarse en las comunidades Valenciana y Murciana así como extenderse - entre jueves y viernes- a través de La Mancha hasta zonas del centro peninsular. 



Los tres mapas anteriores corresponden a la situación en 500 hPa (niveles medios de la atmósfera) prevista para las madrugadas del miércoles, jueves y viernes acompañados por su nivel de incertidumbre (tonos morados). Puede observarse la "caída" hacia el este de la dorsal y la formación de una dana secundaria -acaba siendo la principal- centrada sobre el área de Gibraltar. En su progresión hacia el oeste, el flujo de componente este en niveles bajos se va organizando, y las precipitaciones, muchas de ellas en forma de nieve, se irán extendiendo por el Sureste y zonas de Andalucía oriental. La situación del jueves, aunque como se ve presenta algunas incertidumbres, podría ser muy adecuada para la aparición de lluvias abundantes en el Levante y/o Sureste. Los tonos morados débiles muestran un pequeño nivel de incertidumbre sobre nuestra zona geográfica y algo más elevado en algunas de las zonas de viento que rodean a la dana. Ello podría llevar a algunos cambios en su ubicación, que no deberían ser importantes.

Pero muchos lectores que han llegado hasta aquí se siguen preguntando dónde y cuando va a nevar. Más que meterme ahora en una descripción exhaustiva de zonas geográficas y cotas, -algo que queda bien especificado en las distintas predicciones y avisos de AEMET- prefiero poner  a continuación el que considero uno de los mejores productos de predicción por lo que respecta a esta cuestión: los mapas de probabilidad de nieve del modelo del Centro Europeo para mañana martes y pasado mañana miércoles. (Debo advertir que, en cualquier caso, la resolución espacial de este modelo no permite "ver" algunas singularidades geográficas donde las precipitaciones pueden ser más abundantes, por lo que debe tomarse como una aproximación orientativa, aunque objetiva y de alta calidad). En cualquier caso, me hubiera gustado llegar más allá, hasta el jueves y viernes, pero AEMET solo muestra en su web los tres primeros días. (hago aquí un inciso y me permito solicitar a la Agencia que publique  los de dos o tres días más adelante, hasta el D+7, que es donde la predicción probabilística muestra sus grandes ventajas).

Este mapa proviene, como todos los que siguen, del sistema de predicción probabilística del Centro Europeo, si bien han sido posprocesados en AEMET. En éste se muestra la probabilidad en tanto por ciento (escala a la derecha) de que se registre nieve por encima de 0,5 mm, es decir, de que llegue a verse la nieve durante el marte. En la zona mediterránea aparecen ya probabilidades moderadas en zonas de Baleares y algunas, más bajas, en otras del este y sureste peninsular (además de las del norte)
El mismo mapa pero mostrando ahora la probabilidad de que se registren 2 o más mm. de nieve. Como se ve es nula en la zona mediterránea. Por tanto, de producirse, serían nevadas dispersas y débiles.

El miércoles, la probabilidad de que las nevadas superen los 0,5 mm es bastante significativa en amplias zonas del Sureste y del sur de Andalucía (aparte de las zonas de la mitad norte). También hay alguna posibilidad de que la nieve llegue a verse por Albacete y Ciudad Real
Siguiendo con el miércoles, la posibilidad de que se rebasen los 2 mm de nieve sigue apareciendo en las mismas zonas del Sureste y sur de Andalucía pero la probabilidad es lógicamente menor.
Este último mapa muestra una idea de la precipitación media en forma de nieve que cabría esperar el miércoles. Como decía antes, la resolución y características del modelo probabilístico, hace que estos valores deban ser considerados puramente orientativos y pueden ser claramente rebasados, sobre todo en zonas montañosas.

En cualquier caso, más allá de la nieve, conviene considerar que la ubicación prevista de la dana para el jueves y viernes, así como la de la borrasca asociada en superficie, muestran una configuración ideal para la aparición de lluvias abundantes en las Comunidades Valenciana y Murciana. Aunque en zonas altas del interior todavía la precipitación sea en forma de nieve -y quizás abundante- conviene estar atentos a las cantidades significativas de lluvia que, aún siendo el mes de enero, pueden recogerse en zonas cercanas a las costas. 

En algunas ocasiones, las retrogresiones originan un "cambio de régimen" en la circulación atmosférica. Cuando la dana alojada en el  "saco de vaguada" retrocede hasta el golfo de Cádiz, o incluso hasta Madeira, es capaz de organizar un segmento de chorro del suroeste sobre la Península con la llegada de vientos ábregos o llovedores sobre la vertiente atlántica, suavizando bastante las temperaturas. No parece que esta vez vaya a ser así, ya que la dorsal atlántica vuelve a reforzarse sobre el Atlántico y nos seguiría enviando embolsamientos fríos desde el noroeste,  lo que mantendría un tiempo frío y algo inestable con precipitaciones irregulares de lluvia y nieve durante el fin de semana. Pero ésto lo veremos dentro de unos días.

2 comentarios: