Follow by Email

2 de junio de 2014

Presunción de inocencia

El pasado día 25 de mayo el diario El Confidencial publicaba una información basada en “fuentes de Prado del Rey” en las que se acusaba a Mónica López, jefa del departamento de Información Meteorológica de TVE, a su número dos Albert Barniol y a algún otro compañero suyo de “utilizar los recursos de la cadena pública con fines privados” usando para ello una empresa de la que son accionistas familiares cercanos. La información fue recogida a continuación por una agencia de noticias de modo que durante los últimos días se ha difundido con rapidez por toda España poniendo en tela de juicio la honradez y el prestigio de estas personas.

No conozco el tema en profundidad pero sí conozco a las personas acusadas. Puedo decir de ellos es que son unos magníficos profesionales de la comunicación meteorológica, que han revolucionado contenidos y formatos al tiempo que han introducido un nuevo estilo narrativo en estas informaciones. Si la meteorología, y en concreto la predicción meteorológica, ha sido siempre uno de los espacios más solicitados y seguidos en los medios, los cambios introducidos por Mónica y Albert junto con otros compañeros han significado una renovación y un crecimiento del interés por estas informaciones. Y eso los aficionados y gran parte del  público lo reconocemos y agradecemos. Por ello me entristece mucho que este prestigio bien ganado se ensucie a raíz de una denuncia anónima que parece tener unos objetivos muy distintos a los muy honrados de denunciar una ilegalidad, algo que habría que hacerlo en el juzgado, por personas o instituciones concretas y con pruebas específicas sobre el supuesto fraude.

Como decía antes no conozco los entresijos de la acusación pero sí conozco a Mónica y Albert y también a Martín, confío en ellos y no soy capaz de imaginarlos cometiendo acciones fraudulentas. En cualquier caso, lo que me indigna profundamente, mas allá de todo ello, es la facilidad con que se puede intentar arruinar la carrera de unos buenos profesionales, sean quienes sean, a partir de denuncias anónimas y de “presunciones” no desde luego de inocencia. Algo está fallando en esta sociedad mediática. 

Espero que finalice pronto la investigación que está llevando a cabo Televisión Española y que los resultados confirmen la ausencia de cualquier fraude. Y que esa noticia tenga la misma atención y difusión que tuvo la de la acusación.

5 comentarios:

  1. Hola Ángel !
    es lamentable la caza de brujas que se está acometiendo contra estos profesionales del tiempo...
    como bien dices primero que hay que tener en cuenta es la presunción de inocencia ... y hasta que no esté todo claro no ponerle la lengua encima a nadie ... que su trabajo y esfuerzo les ha costado tener un espacio del tiempo que ha sido pionero ( en una televisión pública ) en enseñar al público en general como funciona el tiempo y además de una manera muy didáctica y amena...

    espero que todo se resuelva favorablemente para este gran equipo del Tiempo ...

    un abrazo Empar

    ResponderEliminar
  2. Mónica y su equipo tienen la valentía de hablar claro sobre el cambio climático, y eso siempre tiene un coste. Por eso se habla tan poco del asunto en los medios.

    Fíjate cómo fue oportunamente señalada como "Jefa de Calentología" y otras lindezas por parte de los señaladores habituales.

    ResponderEliminar
  3. Es lamentable que aún queden seres antidiluvianos , que no entienden de pesas ni de medidas, y que cataloguen a Mónica con este peyorativo adjetivo calificativo , en esencia por ser mujer ..... es penoso ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Empar. No hay derecho ni justificación alguna.

      Eliminar
    2. Creo Empar que no es por ser mujer, sino por divulgar el cambio climático. La veda se ha abierto en España contra todo lo que se mueva en este campo. Ha ocurrido y sigue ocurriendo en muchos países. Uno (bloguero, en general) señala el objeto de bullying. Otros, desde el back office, actúan en consecuencia.

      Eliminar