Follow by Email

27 de junio de 2014

Cambio climático: recapitulando

En un tema como el del cambio climático en el que las noticias se suceden con rapidez y que además está tan sujeto a controversias y distintas interpretaciones, se hace necesario "parar" de vez en cuando para intentar no perder el hilo argumental y tratar de encontrar la coherencia -o no- que subyace en todo ello. Comparto a continuación el "hilo" que yo voy encontrando sabiendo que no está completo y que otras personas pueden encontrar otro distinto.

Tomamos el comienzo de ese "hilo" en el desconcierto y polémica de los años 2012 y sobre todo 2013 sobre la pausa, o al menos un cierto debilitamiento,  en el proceso de aumento continuado de las temperaturas terrestres durante gran parte del siglo XXI y al que me referí en esta entrada del blog. De forma casi inmediata surgieron al menos tres líneas de argumentación para justificar este supuesto "parón" en el proceso de calentamiento global. 

La primera  línea apuntaba a problemas con la cobertura de los datos utilizados sobre todo de regiones polares y en África o bien a una deficiente gestión de los mismos en relación con la representatividad de unos y otros. Todo ello está muy bien descrito y argumentado en este artículo del Quarterly Journal de febrero de este año.

La segunda atribuye esa pausa, por una parte a una disminución del forzamiento radiativo debido a un ciclo solar muy débil -el más débil de la última centuria- y a la mayor actividad volcánica, y por otra a la variabilidad natural y en este caso en concreto a la prevalencia de la fase fría de la Oscilación Decadal del Pacífico; todo ello queda bien descrito en esta nota de Nature. En cualquier caso, si ello fuera así, los signos crecientes de aparición de un nuevo episodio de El Niño podría dar lugar a un nuevo remonte en la tendencia de evolución de la temperatura global que podría llevar a que 2014 fuera el año más cálido desde que hay registros y algo parece moverse en ese sentido ya que los últimos meses de abril y mayo han batido sus propios récords de acuerdo con las últimas estimaciones de NOAA.

Por fin, la tercera, mucho mas globalizadora e integradora, nos recordaba que el proceso de calentamiento global no se refleja solo en la subida de temperaturas sino en otros procesos como la fusión de los hielos y sobre todo el aumento del nivel del mar y que este aumento debe ser considerado cada vez más como el mejor indicador dado que, si el océano se calienta en cualquiera de sus niveles, se expansiona y aumenta de nivel y a ese aumento de nivel también contribuye la fusión del hielo. Han sido varios los investigadores que apuntan en esa línea y ello se refleja en este artículo reciente de The Guardian. Naturalmente ante este "nuevo" enfoque han surgido como era de esperar algunas críticas de los sectores negacionistas. En cualquier caso esa subida continuada del nivel del mar se constata no sólo por las medidas de satélites y mareógrafos sino de forma mucho más cercana y sensible por las percepciones de los habitantes de muchas islas del Pacífico que ven con desesperación como de seguir el ritmo actual sus actuales hábitats desaparecerán en el plazo de pocos decenios.

Mapa del nivel del mar en el año 2012 comparado con la media 1993-2012; las zonas azules indican valores por encima de esa media (Fuente 2012 State of Climate/NOAA)

También las investigaciones sobre la fusión de los hielos han producido noticias durante los últimos meses. Por lo que respecta a la Antártida se ha constatado el creciente proceso de fusión de varios glaciares de su zona occidental en un proceso que parece imparable. Si bien esta zona occidental se ha considerado siempre mas inestable que la oriental otras investigaciones sugieren que ésta última puede ser más frágil y vulnerable al calentamiento del mar de lo que hasta ahora parecía. Si nos movemos ahora al hemisferio norte algunas investigaciones constatan también una mayor vulnerabilidad de los glaciares de Groenlandia con el cual algunos procesos de fusión  de esta zona podrían ser más rápidos de lo que se suponía. También las recientes avalanchas en la zona del Everest que han provocado bastantes víctimas han suscitado bastante preocupación y existen indicios de que pueden estar relacionadas -como otras muchas situaciones ambientales adversas en el Nepal con un mayor ritmo de fusión de los glaciares.

Otra línea de trabajo es la que investiga hasta que punto distintas situaciones meteorológicas de carácter adverso pueden ser atribuidas al calentamiento por la acción antropogénica. Como era de esperar los dos últimos inviernos vividos en Gran Bretaña han reforzado allí esta línea de trabajo y en un novedoso experimento llevado a cabo con el concurso de varios miles de ordenadores particulares que han querido participar en el mismo se concluye que estas situaciones de continuadas lluvias intensas y vientos fuertes hubieran sido mucho menos probables sin ese calentamiento. 

También sigue la polémica suscitada por la hipótesis  -a mi juicio bien fundada- de que un Ártico más cálido daría lugar a una corriente en chorro más ondulada y por tanto más proclive a generar más fenómenos adversos. Esta consecuencia, que está clara a nivel conceptual, se ha demostrado ahora en este artículo de Nature Climate Change recientemente publicado 

Desde el punto de vista de las acciones políticas quizás lo más relevante de los últimos meses sea la decisión de la administración Obama por reforzar las medidas de lucha contra el cambio climático y abanderar de algún modo un movimiento internacional en este sentido. Es seguro que en esta decisión intervienen muchas razones tanto políticas como económicas y ambientales pero bienvenida sea en cualquier caso. En este contexto ha resultado muy llamativo -y ya me referí a ello en otra entrada- la reunión del presidente Obama con algunos "hombres del tiempo" estadounidenses pidiendo su ayuda para una mejor divulgación del proceso del calentamiento y de sus efectos. Esta acción tiene lugar en un momento en que los datos demuestran un descenso del interés mundial por estos temas ligado seguramente a un deficiente tratamiento informativo de todo ello. Y en este contexto surge también el nuevo informe de Nicholas Stern advirtiendo que las pérdidas producidas por el cambio climático serán mayores que las previstas por las limitaciones de los actuales modelos económicos.

En fin, a la vista de lo ocurrido durante los últimos meses -y que acabo de repasar someramente- mi conclusión es que las investigaciones en curso siguen constatando el proceso de calentamiento y que emerge cada vez con más fuerza el criterio de considerar el aumento del nivel de los océanos como el indicador más fiable y estable de este proceso. Junto a ello se observa un cierto aumento de la concienciación política pero lastrada por el descenso del interés y por tanto de las reividicaciones de buena parte del interés mundial. Se impone por tanto un replanteamiento profundo de la estrategia de comunicación de un proceso en el que la inmensa mayoría de los científicos coinciden como mínimo en sus planteamientos básicos y que muestra evidencias claras y sensibles de su actividad.

4 comentarios:

  1. Hola Angel.
    No estoy de acuerdo con la segunda hipotesis con la pabra transitoria" ...La segunda atribuye esa pausa, por una parte a una disminución transitoria del forzamiento radiativo debido a un ciclo solar más débil"
    Hay ya varios indicios de debilidad magnetica solar y anomalias en el campo polar norte que ha vuelto a invertir su polaridad de forma anomala (desde que hay registros,nunca ha pasado esto)a signo negativo cuando tocaria positivo,ahora tenemos un sol monopolar y desde el ciclo solar 21 no ha hecho otra cosa que descender la actividad.La NASA ya reconoce que el actual ciclo 24 es el mas debil desde hace mas de 100 años,porque ningun medio de comunicacion se hace eco de esta importante noticia? tal vez por lo que supuso historicamente en la PEH o pequeña edad de hielo con los minimos solares tipo Dalton y sobre todo Maunder.Gracias por hacer divulgación,pero creo q este aspecto tambien deberia ser noticia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Solaris. Tienes razón, es un tema que hay que cuidar más. Seguramente lo de "transitorio" sobraba. Revisaré esa parte de la entrada y prometo estar más atento. En cualquier caso no creo que haya mucha intencionalidad en ocultar esta cuestión. Vamos a ver.
    Saludos

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. En este triple estudio que se presentó en una conferencia la Sociedad Astronomica Americana hace 3 años en Junio del 2011en Nuevo Mexico,el National Geographic lo dió a conocer en una de sus publicaciones:
    "...Tres estudios independientes sobre la superficie, el interior y la atmósfera superior del Sol coinciden en que el siguiente ciclo solar se retrasará mucho, si es que llega a tener lugar. Normalmente, el siguiente ciclo debería comenzar aproximadamente en 2020.
    Los datos indican que pronto tendrá lugar lo que se conoce como mínimo solar, un periodo de baja actividad solar..."
    http://www.nationalgeographic.es/ciencia/espacio/letargo-del-sol

    Tambien a principios de este año la revista Forbes publicó la opinión de uno de varios fisicos solares que piensan como el ,"Mi opinión es que nos dirigimos a un mínimo de Maunder" dijo Mark Giampapa, un físico solar del Observatorio Solar Nacional (NSO) en Tucson, Arizona. "Estoy viendo una continuación en el declive de la media de la intensidad del campo magnético las manchas solares" http://www.forbes.com/sites/brucedorminey/2014/01/20/sun-flatlining-into-grand-minimum-says-solar-physicist/

    Son solo 2 ejemplos de las cada vez mas numerosas noticias que apuntan a un proximo y posible letargo solar y que podria ya estar actualmente influyendo en el sistema climatico.A ver cuando los medios de comunicacion españoles se dignan ,al menos,a comentar esta realidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por los enlaces Solaris. Es un tema apasionante y difícil, lleno de conjeturas. Has hecho bien en señalarlo. Quizás lo lea algún periodista y le interese. Yo también lo voy a seguir un poco más.

    ResponderEliminar