Follow by Email

7 de mayo de 2014

Los comunicadores meteorológicos y el presidente

Me ha sorprendido agradablemente la noticia sobre las entrevistas que el  presidente Obama ha mantenido con varios comunicadores meteorológicos de cadenas de televisión norteamericanas con el fin de tratar sobre el informe del National Climate Assesment  (NCA) recientemente publicado en el que se expone la realidad del cambio climático y el impacto que puede estar ya ejerciendo sobre Estados Unidos.

Es verdad que puede haber buena parte de oportunismo o de intereses de imagen en estas entrevistas y tampoco voy a entrar ahora en disquisiciones sobre el contenido técnico del informe. Lo que me llama la atención, y a lo que quiero referirme en esta entrada, es al importante papel en materia de comunicación pública que la Casa Blanca reconoce a los comunicadores meteorológicos en aquel país. Es sabido que una amplia mayoría de ellos no está de acuerdo con el papel predominante atribuido a las actividades humanas en el calentamiento e incluso bastantes de ellos no creen en la realidad del mismo. Dada su demostrada gran influencia en la opinión pública norteamericana, se explica el lento cambio de opinión de la sociedad estadounidense en el reconocimiento del cambio climático y en el papel jugado en el mismo por las actividades antropogénicas. Por tanto estas entrevistas del presidente encajan perfectamente en el cambio de estrategia que la Administración Obama pretende llevar a cabo sobre esta cuestión tanto a nivel nacional como internacional, algo sobre lo que no voy a entrar aquí.

Es ésta una situación interesante ya que en la comunidad científica norteamericana sí existe desde hace unos años -y se va incrementando- un consenso amplio sobre la realidad y las causas de este proceso tal como refleja, entre otros importantes documentos, este comunicado de la American Meteorological Society del año 2012. Por otra parte, NOAA, el omnipotente Servicio Meteorológico norteamericano, y la propia NASA también tienen claras sus posturas en esta cuestión. Sin embargo, no son los importantes documentos científicos ni las declaraciones o posturas oficiales las que llegan profundamente al ciudadano medio norteamericano sino esa persona, casi de la familia, que cada mañana, tarde o noche, se cuela en la casa a través de la televisión y a la que se escucha con cercanía, interés o preocupación y un punto de complicidad. Por tanto, las entrevistas de Obama para nada reducen la importancia de los estudios y comunicados científicos, al contrario, se fundan totalmente en ellos, pero sí reconocen el indispensable papel de los comunicadores para que el mensaje "cale" profundamente en la sociedad.

Creo firmemente en la importancia para el servicio público de las actividades de científicos y comunicadores pero más aún del contínuo y organizado contacto entre ellos. Unos comunicadores bien formados por los científicos pueden llegar con facilidad allí donde el mensaje científico no llega. No basta sólo con querer comunicar bien; hay que estar formado para ello y hay que tener vocación para hacerlo. A este respecto me encantó como la comunicadora meteorológica de una televisión autonómica española supo transmitir con facilidad la predicción probabilística para la Semana Santa pasada utilizando el símil de un partido de fútbol y la evolución de las probabilidades del mismo modo que el mejor conocimiento del posible resultado a medida que el partido avanza. La gente la entendió perfectamente. No es tan difícil si hay voluntad, vocación y fundamento científico. 

Estas son las ideas que en España nos llevaron a fundar hace un par de años ACOMET, la Asociación de Comunicadores de Meteorología. Convencidos en la Asociación de la importancia de lograr una sinergia a nivel nacional sobre estos temas, se han llevado a cabo -o se van a llevar- acciones conjuntas con la Asociación Española de Climatología (prueba de ello es el Vocabulario Climático reciente y conjuntamente publicado y disponible en ambas páginas web), el Colegio de Geógrafos, la Fundeu o la Dirección General de Protección Civil. Y a destacar desde luego la excelente comprensión, acogida y soporte de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) con cuya ayuda organizamos un próximo seminario de formación para comunicadores y con la que deseamos una colaboración creciente. Todos somos necesarios para prestar un buen servicio a la sociedad y a ella la debemos el saber organizarnos de forma efectiva para llevarlo a cabo del mejor modo posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario