Follow by Email

18 de junio de 2013

Transiciones bruscas y nuevas inundaciones

Cuando aún no se ha acallado el eco de las inundaciones en Centroeuropa a las que me referí en una entrada anterior del blog, son hoy noticia las que se están registrando en la Vall d´Áran y con menor intensidad -al menos de momento- en algunas otras zonas de Cataluña y también de Aragón. La causa, una vez más, es una borrasca fría que penetró al final del domingo por el noroeste peninsular y que previsiblente nos acompañará hasta el jueves.


Mapa de la superficie de 500 hPa corespondiente a las 00UTC del martes 18 de junio (Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo). La zona delantera de la borrasca, en la que hay movimientos verticales ascendentes, se sitúa en la zona de fuerte contraste entre la masa muy cálida que nos ha afectado durante los días pasados y que ahora se ha trasladado hacia el este y la masa más fría unida a la borrasca. Por otra parte, la configuración en superficie correspondiente a esta de altura da lugar a que aire húmedo del Mediterráneo viniendo desde el sureste alimente eficazmente al mecanismo generador  de estas lluvias. Están presentes todos los ingredientes para la generación de precipitaciones importantes. Por otra parte, la presencia de esa masa cálida habría iniciado ya un  marcado proceso de fusión de la nieve en Pirineos que las lluvias han intensificado. Como puede verse, circunstancias bastante similares a la de las inundaciones en Centroeuropa.

Tras unos días verdaderamente calurosos a consecuencia de una marcada entrada de aire muy cálido del norte de África, que ha dado lugar a que el domingo se rozaran los 40 grados en puntos de Andalucía y del sur de Castilla La Mancha, en una brusca transición de pocas horas, la llegada de la borrasca ha dado un giro radical a la situación con descensos de temperaturas de mas de diez grados en muchos sitios y con lluvias intensas, ocasionalmente acompañadas de tormentas, afectando sobre todo al cuadrante nordeste de la Península. La situación ha estado bastante bien prevista por el modelo de predicción del Centro Europeo que ya, desde mediados-finales de la semana pasada, avanzaba el camino de esa futura borrasca y señalaba la posibilidad de lluvias muy importantes -aunque quizás desplazadas ligeramente más hacia el oeste-  de donde realmente están ocurriendo. 


Mapa procedente del sistema de predicción por conjuntos del Centro Europeo que señala las zonas donde las precipitaciones pueden superar los valores normales para la zona y época. Aparece un área de alta probabilidad muy poco alejada de donde se están produciendo. El mapa se generó a partir de los datos del pasado sábado día 15 y se refiere a las precipitaciones entre las 00UTC del martes 18 y las 00 UTC del miércoles 19

Como decía antes, lo mas probable es que la borrasca permanezca en situación casi estacionaria, si bien ya esta noche o mañana por la mañana iniciará su lenta traslación hacia el este. Ello nos lleva a estar muy al tanto de las acumulaciones de lluvia que puedan producirse entre mañana y pasado en zonas cercanas al litoral cantábrico ya que la zona que los meteorólogos denominamos de "oclusión", en la parte trasera de la borrasca, suele ser a veces bastante eficiente en la producción de lluvias lo que, junto a su lento desplazamiento puede dar lugar a esas acumulaciones a las que antes me refería. En cualquier caso, dado que en ese caso el aire es más fresco y por tanto con menos contenido de humedad que el que ha afectado al nordeste peninsular, las precipitaciones serían menos intensas por lo que los problemas podrían venir mas bien de esa persistencia a la que me refería.

Este tipo de circulación atmosférica que trae de modo reiterativo borrascas frías hacia la Península Ibérica desde hace ya varios meses, es el que justificaría, en  caso de continuar, esa predicción de un verano más fresco de lo normal (no un año sin verano) que fue noticia hace unas semanas proveniente de un canal francés de meteorología. A ella me referí también en otra entrada del blog e indicaba que no me parecía algo descabellado si este tipo de circulación atmosférica se mantenía -como de momento viene haciendo-  dado que provocaría cortos episodios de calor alternando con bajadas bruscas de temperatura y lluvias intensas y/o persistentes. El citado canal aventuraba que, según los modelos en que se basaba y en ciertos estudios estadísticos, esta circulación se mantendría durante julio y agosto para cambiar ya hacia septiembre y recuperar ya las temperaturas normales a partir de ese mes. El razonamiento es coherente siempre que el modelo en que se han basado acierte en el mantenimiento de ese tipo de circulación lo que hoy por hoy es imposible saber.

Y al final, volvemos al mismo argumento que ya hemos manejado con frecuencia en muchas de mis entradas del blog. La circulación del chorro polar sigue con su tendencia a formar ondas muy marcadas con una traslación de oeste a este muy lenta y a veces casi estacionaria. Ello es la que da lugar a estas transiciones tan bruscas entre aires cálidos y frios con lluvias y tormentas fuertes en las fronteras entre ellas con un mayor agravamiento de los problemas asociados debido a la permanencia de esas fronteras casi en los mismos territorios durante algunos días. Del mismo modo, la persistencia en las mismas zonas de las masas cálidas o frías, son las que causan las anomalías en las temperaturas. 

La hipótesis de que esta configuración del chorro en profundos meandros está muy unida a la disminución del gradiente térmico en la atmósfera debido a un Ártico cada vez más cálido, que fue formulada por investigadores alemanes hace un año, va ganando adeptos. Estas ondas tan acusadas transportan calor de latitudes bajas hacia las altas y el calentamiento experimentado tiende a su vez a mantener ese tipo de configuración...¿Va a ser por tanto éste el regimen básico de la circulación atmosférica en los próximos decenios?  Puede ser, pero seguro que hay piezas del puzzle que aún no conocemos suficientemente y que podrían agravar o - aunque las probabilidades a mi juicio son menores- suavizar la situación. En cualquier caso es necesario que los poderes políticos y económicos presten una mucha mayor atención a estas evoluciones de las que somos, como puede verse, tan absolutamente dependientes.


1 comentario:

  1. hola Ángel !

    interesante verano nos espera, pues con la NAO positiva , se incrementan los vientos del Oeste ,y con ello , el Jet Stream se hace más fuerte , trayendo estos vientos del Oeste húmedos del Atlántico a parte de la península , y sí puede ser que los calores del verano sean más leves , por los aguaceros en forma de tormentas que se puedan formar , pero al SE y Este Mediterráneo estos vientos llegan secos y muy cálidos , con lo cual creo que como nuestra orográfia peninsular es tan compleja, dividirá el país, como casi siempre,,,, y el Mediterráneo sufrirá los rigores de la canícula a los que estamos acostumbrados...

    De todas las maneras será fascinante continuar viendo la evolución climática de esta estación ... para ver si realmente tenemos un verano fresco como en 1.988 y en el 2004 ...

    O esto solo afecta al Tercio Norte Peninsular , como ocurre en bastantes ocasiones... allí con chaqueta y el resto del país con los ventiladores a tope ...

    Como siempre es un placer leer tus artículos.
    un abrazo empar

    ResponderEliminar