Follow by Email

11 de julio de 2012

Un gran paso adelante


Como todos los años la Administración Norteamericana para la Atmósfera y el Océano (NOAA) ha publicado el Informe sobre el estado del clima mundial correspondiente a 2011. Se trata de una publicación de mas de 200 páginas en la que han colaborado 378 autores de 48 países. El núcleo del informe es el estudio del comportamiento durante el pasado año de 43 indicadores atmosféricos, algo que ayuda a comprender mejor la evolución del sistema climático. Entre esos indicadores se incluyen algunos nuevos en relación a informes de años anteriores tales como el albedo terrestre o el contenido en calor del océano. El informe es de un gran interés y recomiendo su lectura a quien  tenga tiempo y posibilidades. En cualquier caso voy a hacer a continuación  un repaso rápido a algunas de sus mas importantes conclusiones:

  • Las tendencias en las series de observaciones muestran que aquellos indicadores climáticos en los que se esperaba su incremento en un planeta que se está calentando lo están haciendo mientras que aquellos que deberían disminuir también lo están haciendo.
  • La temperatura media del planeta fue mas fría que en el año 2010 pero aún así figura entre las de los 15 años mas cálidos desde que hay registros. En este contexto el  Ártico se está calentando a mayor velocidad que el resto del  planeta
  •  Ha habido muchos eventos extremos de carácter meteorológico y climático durante el 2011. El fenómeno de “La Niña” contribuyó a muchos pero no a todos ellos.

Junto con el Informe se ha publicado también un artículo que aparecerá en el número de julio del Bulletin of the American Meteorological Society (BAMS) en el que por primera vez se hace un importante esfuerzo para determinar la posible relación de algunos de los eventos mas importantes del año con el calentamiento global en el marco de una novedosa rama de la climatología dedicada a la atribución de estos fenómenos. Como ya  comenté en una entrada anterior de este blog no es posible atribuir de una forma categórica un evento concreto al cambio climático inducido por el calentamiento pero en muchos casos sí es posible determinar como varían sus posibilidades de ocurrencia. Pues bien, en este contexto, algunas de las conclusiones son las siguientes:

  •  Ola de calor de Texas: Estuvo relacionada con el fenómeno de “La Niña”.  Ahora es veinte veces mas probable su ocurrencia en los años de “Niña” que lo era en la década de los 60.
  • Diciembre de 2010 muy frío en el Reino Unido: Sus probabilidades de ocurrencia se han reducido a la mitad como resultado del  cambio climático inducido por el hombre
  • Noviembre  de 2011 muy cálido en el Reino Unido: Su ocurrencia es ahora sesenta veces mas probable que en los años 60
  • Graves inundaciones en Tailandia: Sin relación demostrable con el calentamiento global.

Mas allá de la importancia de estos hallazgos específicos lo verdaderamente significativo es que se ha establecido una práctica ya irrenunciable para estudiar la influencia del calentamiento global en los principales fenómenos meteorológicos y climáticos mundiales de carácter adverso. Además de su gran importancia científica ello supone un importante paso adelante en la concienciación a todos los niveles sobre un fenómeno ya en buena medida irreversible pero quizás todavía parcialmente modulable.




Una nota resumen del Met. Office británico sobre este tema puede encontrarse aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario