Follow by Email

17 de diciembre de 2020

El frío que se nos fue

 

Hoy 17 de diciembre coincide el recuerdo de una efeméride meteorológica con la presentación por parte de AEMET de los resultados de un estudio sobre la ocurrencia de récords de temperaturas cálidas y frías en España durante el último decenio. Si ya estos datos, como vamos a ver, son importantes por sí mismos, en su conjunto constituyen un interesante y fiel reflejo de la evolución del clima en España durante las cuatro o cinco últimas décadas.

El 17 de diciembre de 1963 el observatorio meteorológico de Fuentes Claras, muy cerca de Calamocha, registró una mínima de -30ºC, valor que se considera como el récord de temperaturas más bajas en zonas españolas habitadas. Este hecho fue magistralmente estudiado y referido por Vicente Aupí (@VicenteAupi) en su recomendable libro “El triángulo de hielo” y hoy mismo el autor ha desarrollado en Twitter un interesante hilo recordándolo y documentándolo.

Banda del termohigrógrafo de Molina de Aragón, cerca de Calamocha, que registró ese día -27ºC (a través de Vicente Aupi)

Y, curiosamente, también hoy mismo, AEMET ha presentado en su rueda de prensa trimestral un estudio que muestra cómo en este último decenio, de los récords de temperaturas en España, el 95 por ciento son de carácter cálido mientras que solo el 5 por ciento lo son de frío.

                                                                          (fuente: AEMET)

Estos datos no son sino una muestra más del aumento continuado de las temperaturas que se viene experimentando en nuestro entorno geográfico desde al menos los años ochenta del siglo pasado. En mi condición de meteorólogo profesional –y aunque esto solo sea una apreciación personal- he visto como en las décadas de los ochenta y noventa era relativamente frecuente la llegada de masas de aire ártico al nordeste de la Península con valores de -10 o -12ºC a 1500 metros de altura. Valores que daban lugar con aire encalmado en zonas del interior a mínimas que podían rondar los -15 o -20ºC, valores ahora ya casi desaparecidos en zonas pobladas dado que también han casi desaparecido esas entradas gélidas.

Por otra parte, también AEMET ha confirmado hoy que, con datos de hasta el 15 de diciembre, 2020 está resultando ser el año más cálido desde al menos 1961:


(Fuente: AEMET)

Y aunque para después de Navidad parece atisbarse –como por otra parte es climatológicamente normal- una entrada de aire frío de carácter polar marítimo, será difícil que 2020 no siga conservando ese puesto en el ranking. 

Por todo ello, y aunque haya que esperar lógicamente más entradas frías, la tendencia a la subtropicalización creciente del clima en España, queda cada día más confirmada.  Veamos de momento cómo se comportan enero y febrero. 

3 comentarios:

  1. Apoyo el cambio climático desde 1983-84, cuando publiqué en el diario barcelonés La Vanguardia un largo artículo sobre esta tendencia, cada vez más importante y manifiesta. Resido en Puerto Rico desde hace casi 30 años, he sido Redactor de Ciencia en el diario El Nuevo Día -de San Juan- y me considero especialista en Huracanes y en las teleconexiones que nos indican los cambios en la atmósfera y océanos. Me interesa el libro de Vicente Aupí. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. En alguna web de meteorología por lo demás muy útil e interesante expulsan del foro a alguien si menciona estas evidencias que muestras aquí. Gracias por tu trabajo, Ángel. ¿Se bilocará el vórtice polar? ¿Traerá eso por fin alguna borrasca al sur? Un saludo cordial, Juan Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, pues menos mal que no estoy en ese foro! Sí, yo creo que hay que ser un poco optimistas. De momento la nueva borrasca "Bella" dejará más lluvias, aunque no especialmente por el sur. Después, para Reyes, hay algunos síntomas estratosféricos que podrían dar cambios sustanciales; vamos a ver. De momento toca esperar un poco más!

      Eliminar