Follow by Email

17 de abril de 2020

Primavera entre danas, vaguadas y borrascas frías

Tras el paso de distintas danas/borrascas frías durante los últimos días, la Península queda ahora afectada por la rama delantera de una gran vaguada atlántica, bien patente en la imagen del canal de vapor de agua con un eje aproximado sur de Irlanda-oeste de Madeira. En el seno de ella aparecen ciertas irregularidades que se corresponden con algunas pequeñas circulaciones secundarias unidas a pequeños embolsamientos de aire frío, sin que ninguno de ellos llegue a constituir ninguna dana. 

Imagen del canal WV de Meteosat de las 12 UTC de hoy 17 de abril


Así veía este mediodía el satélite polar TERRA la vaguada de gran extensión que hoy nos afecta. A la izquierda aparecen los cirros unidos a la rama descendente de la dorsal que empuja al tiempo que "estrecha" la vaguada.


Una vista ampliada de la zona interna de la vaguada con diversas circulaciones mesoescalares en su seno. Algunas pueden ser restos de antiguas danas o "minidanas" y otras, intentos de formación de circulaciones cerradas que no llegan a consolidarse. Un ejemplo muy interesante es la estructura que aparece casi en el centro de la imagen en la que aparecen bandas espirales girando alrededor de un centro con una zona convectiva.

Pues bien, esta vaguada se va a ir estrechando cada vez más por el empuje de la dorsal situada más al oeste y al mismo tiempo se irá trasladando hacia el este de modo que está previsto que atraviese la Península Ibérica entre la tarde del sábado y el domingo. Es una vaguada a la que hay que prestar cierta atención ya que las que tienen un carácter muy alargado o "afilado" suelen dar lugar a algunas tormentas de carácter severo debido a fuertes advecciones de vorticidad en su zona delantera con intensos movimientos ascendentes y también a veces por la presencia de una marcada cizalladura vertical. 

La actual circulación de vientos del sur/suroeste en niveles medios-altos que esta vaguada induce sobre la Península no es completamente rectilínea sino que, como casi siempre suele ocurrir, muestra pequeñas ondas embebidas en ella más perceptibles a veces (no siempre) en las imágenes de vapor de agua que en las topografías. Las zonas delanteras de estas pequeñas ondas favorece los movimientos verticales y por tanto una intensificación de los chubascos y tormentas. No se trata de frentes en sentido estricto ya que no hay separación de masas de aire en niveles bajos. Por eso en los mapas previstos de superficie se representan como líneas continuas que podrían identificarse con el eje de esas pequeñas vaguadas que suelen recibir la denominación de líneas de discontinuidad y también a veces líneas de inestabilidad. En cualquier caso los criterios de identificación, y sobre todo los de representación, o no, en los mapas, son a veces distintos en los Servicios Meteorológicos y puede no haber coincidencia en mapas previstos para un mismo momento. Ello puede verse por ejemplo en los mapas previstos para las 12 UTC de hoy realizados por el Met. Office británico y por AEMET. Ninguno de ellos es a mi juicio incorrecto y, como apunto, la diferencia proviene de esos distintos criterios.

Mapa de superficie de AEMET para hoy a las 12 UTC

Mapa de superficie del Meteorological Office británico para la misma fecha y hora.

Tras el paso de esta vaguada parece que se abre otra vez un ciclo de llegada de nuevas danas o borrascas frías, procedentes ahora más bien de singularidades del chorro polar  que de circulaciones subtropicales, como era más común en días anteriores.  Parece por tanto que va a continuar durante la próxima semana el tiempo primaveral de chaparrones con ratos de cielos despejados aunque quizás con temperaturas algo más frías. Sigue la primavera en forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario