Follow by Email

13 de diciembre de 2018

Pues sí, fue un calentamiento súbito estratosférico

A finales de febrero de 2018 publicaba en este blog una entrada titulada "¡Al fin!" en la que comentaba cómo se empezaba a producir un cambio sustancial en la circulación atmosférica que podría significar el comienzo de un amplio periodo de precipitaciones sobre España tras la gravísima sequía que veníamos padeciendo, la más importante desde la década de los setenta. 

Ese cambio sustancial de la circulación no sólo afectó a España sino a otros muchos países del suroeste de Europa con distintos fenómenos adversos. En aquellos días se especuló mucho con que tal cambio podría estar ligado a un calentamiento súbito estratosférico, pero hacían falta estudios en profundidad para poder atestiguarlo. Pues bien, ahora acaba de publicarse un la revista Geophysical Research Letters un interesantísimo artículo titulado "Stratospheric Connection to the Abrupt End of the 2016/2017 Iberian Drought" firmado como primera autora por Blanca Ayarzagüena del Departamento de Física de la Tierra y Astrofísica de la Universidad Complutense de Madrid junto con otros colegas del mismo Departamento, en el que se demuestra la clara relación entre ese cambio de régimen de la circulación troposférica y el calentamiento súbito estratosférico que alcanzó su máximo el 12 de febrero de este año. 



No me cabe sino felicitar a los autores por un trabajo tan interesante y útil y realizado y publicado en un plazo tan corto de tiempo. Esperemos que este tipo de estudios, tan cercanos en el espacio y en el tiempo, sean cada vez más frecuentes y tan relacionados con un tema tan crítico para nosotros como son los periodos secos y húmedos y las claves de su alternancia en España.

Y ahora esperemos aún con más interés cómo se desarrolla y qué implica el calentamiento súbito que parece estar fraguándose.

2 comentarios:

  1. Hola Ángel, excelente noticia que ya se valoren los cambios estratosféricos y su influencia en la troposfera .
    el año pasado el vórtice se partió .

    Este año parece ser que se sobre el 26 y 29 de diciembre se comienza a instalar altas presiones sobre la estratosfera polar , 10hPa 90ºN , y el potente bloqueo siberiano desplazará el vórtice polar hacia latitudes muy bajas, incluso tendremos unos días temperaturas muy bajas a 32 km ( 10hPa ) sobre la vertical de la península Ibérica, pero este lanzamiento del Potente anticiclón siberiano sobre el vórtice polar ,lo lanza sobre la vertical canadiense y norteamericana, haciendo que el vórtice polar se diluya , algo brutal .

    Los modelos nos muestran que la AO (oscilación del ártico) estará en fase positiva o neutra , con lo cual la NAO seguirá sus pasos, traducido al roman paladino = vientos del Oeste, y pocas vaguadas ....

    Pero si hacemos caso a la teoría del calentamiento estratosférico, dice que la AO ,después de un evento así , se vuelve negativa y la NAO también ,,, durante casi 1 mes , así que aún podemos tener esperanza de que las vaguadas y las danas nos visiten , en enero o febrero 2019 ...

    Perdona que me enrolle Ángel, sabes que con la estratosfera no tengo medida-...jajajajaaja un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  2. Hola Empar... ya me extrañaba tu silencio estando la estratosfera por medio ;-D Buen análisis. A ver si se confirma ese cambio de circulación. Un abrazo y felices fiestas!

    ResponderEliminar