Follow by Email

24 de octubre de 2013

Un final de octubre a vigilar

En mi última entrada del blog, hace una semana, comentaba cómo octubre estaba siendo un mes excepcionalmente tranquilo por lo que se refiere, sobre todo, a los importantes diluvios mediterráneos que suelen ocurrir en esta época. Sin embargo, ahora parece que no quiere despedirse sin dejarnos al menos una situación de ese tipo. De ocurrir, será probablemente en la primera mitad de la semana que viene pero, antes de ello, van a darse algunos otros interesantes fenómenos atmosféricos a los que me quiero referir. 

Durante los últimos días, masas nubosas acompañadas de vientos ábregos del suroeste han regado amplias zonas de la vertiente atlántica en el seno de una circulación de carácter subtropical regida parcialmente por una borrasca fría situada muy al oeste de la Península. Desde ayer, esa borrasca se mueve con más rapidez hacia el nordeste al mismo tiempo que una dorsal atlántica, al oeste de ella, se mueve también decididamente hacia el oeste. 

Imagen del canal de absorción de vapor de agua correspondiente a las 06 UTC del 24 de octubre. La corriente húmeda subtropical se sigue dirigiendo hacia la Península Ibérica aunque el desplazamiento de la borrasca fría hacia las Islas Británicas y el decidido avance de la dosal situada al este de Norteámerica, y reflejada por la gran mancha de cirros curvados anticiclónicamente, va a dar lugar al nacimiento de una DANA frente a las costas de Portugal en la madrugada del sábado

Pues bien, este proceso, junto con otro, hasta cierto punto independiente, pero que se va a desarrollar casi simultáneamente, van a dar lugar a varios fenómenos atmosféricos importantes para nosotros. El primero es que, el último frente de esta situación que nos viene afectando desde hace días, se va a quedar prácticamente estacionario sobre la franja central de la Península durante al menos 36 a 48 horas dando lluvias persistentes entre la tarde del jueves y parte del sábado, en zonas de Extremadura, Andalucía occidental y sur de Castilla y León; en algunos puntos de ellas, y sobre todo en las laderas montañosas orientadas al sur, no sería de extrañar que se acumularan cantidades cercanas a los 100 mm debido a esta persistencia. Esta banda frontal se irá deshaciendo en ese proceso y marcará el punto final de la situación que nos ha afectado durante los últimos días. 

Mapa de 500 hPa del C. Europeo de Predicción correspondiente a las 00UTC del viernes 25 de octubre. El "destrenzamiento" del chorro al oeste-suroeste de Azores, va a dar lugar a una vaguada muy profunda y a continuación, al nacimiento de una DANA sobre la zona de Canarias.

Al mismo tiempo, la nueva situación que empezará a generarse ya durante la próxima madrugada mediante un "destrenzamiento" de la corriente en chorro al suroeste de Azores, va a dar lugar a la generación de una vaguada muy profunda en la madrugada del sábado frente al sur de Portugal y al sur de la borrasca fría que se mueve hacia Gran Bretaña, mientras la lejana dorsal atlántica avanza claramente hacia el este. El estrangulamiento de esa vaguada dará lugar al nacimiento de una DANA sobre el área de Canarias entre el sábado y domingo donde podrían darse hasta el lunes algunas lluvias importantes.

Mapa de 300 hPa del modelo GFS previsto para el domingo 27 de septiembre a las 12 UTC. La DANA aparece centrada algo al este del archipiélago canario

También, en las últimas horas del sábado y algo al oeste de Azores, va a tener lugar otra interesante evolución atmosférica. 

Mapa de presión en superficie y viento a 850 hPa del Centro Europeo correspondiente a las 00 UTC del domingo 27 de octubre. Obsérvese la débil borrasca situada al oeste de Azores con una presión de 1010 hPa en su centro.
Mismo mapa anterior pero para 24 horas después, es decir, para las 00UTC del lunes 28 de octubre. La borrasca se ha desarrollado rápidamente y se ha profundizado hasta 985 hPa. Si ese descenso de 25 hPa en 24 horas se produce realmente estaríamos ante una ciclogénesis explosiva. 

A partir de una muy débil borrasca situada en esa zona, se va a desarrollar un proceso de ciclogénesis muy rápida, que algún modelo la eleva a categoría casi de explosiva. La tenga o no, el resultado va a ser la aparición de una borrasca muy profunda y de rápido movimiento hacia las Islas Británicas y sur de Escandinavia que probablemente originará temporal duro en la mar y puede que destrozos por el viento y la lluvia en zonas del norte de Francia, Gran Bretaña o Países Bajos durante el domingo y lunes. Aunque en principio, no parece que vaya a afectar de lleno a la Península Ibérica, si lo hará probablemente a algunas zonas del noroeste peninsular. Es importante seguirla muy de cerca y desde luego tener en cuenta su incidencia en zonas marítimas cercanas a su trayectoria.

Tras esa perturbación y ya el próximo martes, mientras la DANA canaria se movería hacia el interior del continente africano muy debilitada, hay una posibilidad de que el chorro polar, siguiendo con evoluciones típicas de esta época, de lugar a la formación de otra profunda vaguada al oeste de la Península que, según el modelo del Centro Europeo daría lugar a una nueva DANA entre el miércoles y jueves de la próxima semana que, esta vez sí, afectaría al Mediterráneo estableciendo allí flujo del este que, junto con la inestabilidad de la perturbación de altura, provocaría las típicas lluvias fuertes durante esos días en tierras de Levante y Sureste. La fiabilidad de esta evolución no es alta de momento, pero hay que seguirla de cerca.

Mapa de 500 hPa del Centro Europeo correspondiente a las 00UTC del martes 29 de octubre. De nuevo, una vaguada en proceso de "destrenzamiento" y estrangulación al oeste de la Península
Igual que el anterior pero para 48 horas después: 00UTC del 31 de octubre. La DANA perfectamente formada en el golfo de Cadiz.

En resumen, octubre sale de su letargo y nos ofrece en su final una serie de importantes evoluciones que hay que seguir muy de cerca tanto por su interés específico pero, sobre todo, por su potencial peligrosidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario