Follow by Email

10 de septiembre de 2020

¿Provocará más danas el calentamiento ártico?


Acabamos de tener un primer temporal casi otoñal de lluvias mediterráneas y, como todos los años, es el momento en el que se hacen cábalas sobre cuántos episodios de danas podrían ocurrir en esta temporada y, sobre todo, si la tendencia es a aumentar o disminuir estas situaciones como consecuencia del cambio climático.

Un argumento bastante recurrente, y que yo mismo he utilizado en más de una ocasión, es el de que la amplificación ártica reduce el  gradiente norte-sur de temperaturas y ello conduce por razones dinámicas a un chorro polar, o extratropical, menos veloz. Y un fluido que disminuye su velocidad debería hacerse cada vez más ondulado y, por tanto, con más tendencia a la formación de profundas vaguadas, algunas de las cuáles darían lugar a danas. De ahí se deduciría que un aumento de danas podría significar en un mayor número de temporales mediterráneos.

(Autoría desconocida)

Pero las cosas no parecen ser tan fáciles. Una primera cuestión es sí, aún en el caso de producirse ese aumento de danas, éstas bajarían lo suficiente en latitud y sí llevarían la trayectoria adecuada para afectarnos de modo sustancial. En cualquier caso, más allá de este planteamiento elemental, algunos artículos publicados en los dos o tres últimos años ponen bastante en duda este mecanismo y piensan, como en éste de Blackport y Screen publicado en febrero de este año en ScienceAdvances, que una disminución de la velocidad del chorro no debería significar necesariamente unas mayores ondulaciones en el mismo, ya que hay otros factores que entran en juego además de la velocidad.

Ese razonamiento es una hipótesis que los autores emplean como una posible explicación a los resultados de su investigación con modelos en los que se muestra que  “la covariabilidad observada y simulada entre la ondulación y los gradientes de temperatura en escalas de tiempo interanual a decadal no representa una respuesta forzada a la amplificación del Ártico”. Por tanto, y según estos autores, no parece que el calentamiento del Ártico induzca necesariamente una mayor formación de danas.

No soy ningún experto en este tipo de estudios y por tanto tampoco soy quien para juzgar la calidad de este trabajo, pero lo que sí está claro que el argumento original en el que tanto hemos basado nuestras suposiciones sigue siendo ampliamente debatido en el ámbito científico. Como ya he expresado en otras ocasiones creo que será la futura evolución de las circulaciones subtropicales lo que más puede pesar en la evolución del clima en España…y hay todavía muy pocos estudios sobre ello, al menos que yo conozca.

2 comentarios:

  1. Hola Angel, me alegro de que hayas vuelto a activar este tu blog para deleite de los lectores habituales con nuevos artículos.
    Éste es tremendamente global a nivel del hemisferio norte atlántico-europeo y coincido contigo en la conclusión de que la banda subtropical nos ha sobrepasado subiendo alarmantemente de latitud. La dana del pasado 6,7y 8 de sep. como primera del otoño meteorológico tuvo unas consecuencias de lluvias moderadas muy locales en Barcelona, Tarragona e Islas Baleares, y la futura que viene por Galicia parece que se paseará por Portugal para marchar retrógrada hacia el noroeste buscando Azores.
    Es una época en la que todos los años nos suelen atacar los restos de los huracanes vía noroeste mar Cantábrico que quizá propicien estos comportamientos erráticos de las danas veraniegas.
    Para mí,ambas danas de sep.surgen como reflejo del ascenso en latitud del frente polar, sube tanto que p ej hoy domingo observando los mapas del Climate Reanalyzer de 500hPa, surgen mini-danas en N.islas Madeiras, Sicilia y O.Turquia, las tres a la misma latitud.
    Una verdadera dana llovedora de sep/oct.aparece acompañada de un fuerte gradiente de presión, Anticiclón potente centroeuropeo y Borrasca amplia al sur del Atlas africano con diferencias de 20 a 25hPa. Éste es el que conduce vientos del este traídos desde Italia cargados de humedad que chocan sobre vertiente mediterránea peninsular. Menos importante es la temperatura del núcleo de la dana y su posición, cabe recordar que la dana del pasado sep 2019 tan comentada estos días, marchó finalmente sobre Andalucía dirección oeste con ya poco frío y siguió machacando todo el sur peninsular mediterráneo, meseta y atlántico.
    La primavera fue lluviosa por casi toda la península, pero el verano ha sido caótico por la ausencia de paso de frentes atlánticos barredores, la prueba es que la parcela al sur de la línea que va desde Salamanca a Valencia está en quasi sequía en lo que llevamos de verano...esperemos que el otoño nos traiga novedades positivas y que tampoco sea violento ni destructivo...te agradezco tu atención y la de los lectores. Un saludo desde Valencia

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus interesantes comentarios Jorge. Todas estas evoluciones nos van indicando que tenemos que "subir un escalón más en su estudio y conocer mejor las oscilaciones planetarias de periodo largo y en sus interacciones tales como ENSO, NAO, QBO...que nos irán dando cada vez más claves sobre todo ello.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar