Follow by Email

2 de noviembre de 2018

Una obra imprescindible para profesionales y amantes de la meteorología.

Debió ser muy a finales de 2016 o principios de 2017 cuando mi colega y amigo Carlos Santos se dirigió a mí para ver si quería participar en un proyecto que empezaba a coordinar sobre la física del caos y la predicción meteorológica, contando para ello con la colaboración de un gran número de especialistas en distintos campos de la meteorología. Aunque yo ya estaba retirado Carlos conocía bien mi empeño de muchos años en la utilización y difusión de las predicciones meteorológicas con un enfoque claramente probabilista convencido, como siempre he estado, de que, bien comunicada, es el mejor producto y la mayor "verdad" meteorológica que los meteorólogos podemos ofrecer a la sociedad. 

Naturalmente acepté encantado y felicité sinceramente a Carlos por la iniciativa. Al quedar así incluido en el proyecto pude comprobar como, con el paso de los meses, el planteamiento inicial crecía y sobre todo, se enriquecía con la captación de nuevos autores y de nuevos temas, aunque permaneciendo siempre fiel a la idea inicial de contar, formar y divulgar la visión de la predicción meteorológica como una cuestión probabilista. Me impresionaba cada vez más ver la profunda vocación integradora del coordinador al considerar la moderna predicción meteorológica como una gran empresa conjunta en la que, a partir de unos sólidos fundamentos científicos, se abarcan tanto las técnicas y métodos de la predicción desde los siguientes minutos hasta la predicción a medio y largo plazo, así como la realización y difusión de los productos para el público, teniendo siempre muy presentes sus aspectos sociales. Y para contar esa empresa conjunta -sus fundamentos, sus técnicas, sus anécdotas e incluso su profunda componente humana- llegaba a reunir a más de cien profesionales de la meteorología, de la comunicación e incluso de las artes, tanto españoles como extranjeros. Y lo hizo de tal forma que la coherencia y la armonía reina en toda la obra; una obra que, quizás por todo ello, es profundamente atractiva, más allá de su gran extensión.



Creo sinceramente que se trata de una publicación novedosa y necesaria en el mundo de la meteorología y que, aunque muy extensa, invita profundamente a su lectura reposada, aunque también permite dirigirse a capítulos o temas concretos. Si, por otra parte, se tiene en cuenta el carácter gratuito de la obra en su versión electrónica y la posibilidad de hacerse con ella mediante una descarga inmediata, no hay razón para que tanto profesionales como amantes de la meteorología no estemos ya enfrascados en su lectura. 

No me queda sino agradecer profundamente a Carlos Santos su denodado y difícil trabajo de estos dos o tres últimos años y el mantenimiento siempre una visión integradora y armónica, una visión cada vez más necesaria. Y manifestarle también mi convencimiento de que ha prestado un valiosísimo servicio a la moderna predicción meteorológica. Mi reconocimiento también al esfuerzo y entusiasmo de todos los participantes en este proyecto así como a AEMET por creer en él, apoyarlo y hacerse cargo de su acogida, soporte y edición. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario