Follow by Email

13 de diciembre de 2016

Ríos mediterráneos: terrestres y ¿también atmosféricos?

Le sigue costando trabajo al chorro polar bajar claramente de latitud y tengo la sensación continuada -por muchas razones- de que nos encontramos, cada vez durante más tiempo, en una atmósfera de tipo subtropical, si bien modificada por nuestro relieve y por supuesto por la época del año. Sin embargo, lo que sí muestra ese chorro es un patrón reiterativo de formación de profundas vaguadas y danas que se trasladan hacia nuestras zonas y que provocan las lluvias -a veces abundantes- que  no nos están dando los ponientes en la vertiente atlántica o los temporales de levante, bien establecidos, en la mediterránea.


En la imagen de hoy, martes 13 a las 18 UTC, se aprecia una profunda vaguada al oeste penínsular que va a cerrarse y que dará lugar con rapidez a una dana sobre Argelia, con tendencia a irse hacia el este. Prácticamente en la misma zona de esa vaguada actual, aparecerá otra el jueves, que formará de nuevo una dana y que se trasladará también con rapidez hacia el sur penínsular y norte de África. A causa de ella, sobre Argelia y Libia se formará una amplia zona de bajas presiones en superficie que canalizará hacia la zona mediterránea española un flujo de aire con largo recorrido marítimo.

Pero ese temporal de levante o "llevantada" que tanto se echa en falta, tiene ahora una marcada probabilidad de producirse durante el próximo fin de semana. Tras el paso de una primera dana durante el jueves que se dirige rápidamente hacia Argelia y más hacia el este, otra segunda estructura de este tipo nos atravesará con rapidez el viernes y se cerrará probablemente sobre el norte de África el sábado, dando lugar, más que a una dana, a una pseudo borrasca fría. La posición y elongación de las bajas presiones en superficie puede generar un marcado flujo del este a lo largo de buena parte del Mediterráneo hasta la Península Ibérica durante todo el fin de semana, flujo que incidiría de lleno y de forma sucesiva en distintas zonas del este peninsular. Sería un aire muy cargado de humedad debido tanto a su largo recorrido sobre las aguas mediterráneas como a su alta capacidad de admitir vapor al ser en su origen relativamente cálido y seco. 


Mapas de 500 hPa previstos para el sábado a las 12 UTC por los modelos determinista y probabilístico del Centro Europeo. Aunque todavía con algunas indefiniciones, la situación que muestra el modelo determinista parece que tiene bastantes probabilidades de cumplirse.
La situación en superficie para el mismo día y la misma hora a partir de los mismos modelos. Puede apreciarse el largo recorrido del viento del este sobre el Mediterráneo. ¿Albergará un río atmosférico en su seno?
De cumplirse esta predicción, lo más probable es que las precipitaciones se concentren  en un momento dado en zonas relativamente estrechas. Sin embargo, el desplazamiento de esa corriente hacia el norte, acompañando al también previsto desplazamiento de la borrasca que la origina, hará que las lluvias afecten a muchas zonas de la vertiente mediterránea y que se registren por acumulación, en 6 o 12 horas, cantidades muy importantes pero esperemos que sin el problema, desgraciadamente tan frecuente, de la torrencialidad.

A este flujo relativamente estrecho, muy húmedo y de largo recorrido, le he denominado a veces y en plan muy coloquial como la "manguera" mediterránea. En cualquier caso, tal como ya han apuntado otras personas en las redes sociales, quizás podríamos empezar a hablar ya de "ríos atmosféricos mediterráneos", al igual que ya llevamos bastante tiempo hablando de "ríos atmosféricos" en general, dando siempre por entendido que nos referimos al entorno oceánico. A esos "ríos" me referí ya en esta entrada de hace un par de años.


La definición científica de un atmospheric river depende de la variable que se emplee para estudiarlo, pero puede decirse que es una banda de no menos de 2000 km de longitud y con una anchura no mayor de 1000 km, en la que el contenido integrado de vapor de agua es al menos de 2 cm. Esta definición puede ser adecuada para un entorno oceánico, pero ¿lo sería para un mar como el Mediterráneo? Es posible que esos criterios puedan cumplirse, pero podría haber estructuras de este tipo que, sin cumplirlos, respondieran perfectamente al concepto de "río atmosférico". 

Flujos de agua precipitable total a las 18 UTC de hoy 13 de diciembre. De forma aproximada se podría decir que los largos filamentos con colores a partir del amarillo-anaranjado podrían identificarse con ríos atmosféricos, aunque ¿tendría que ser así en el Mediterráneo? A ver que observamos el sábado y el domingo. La información sobre este producto puede encontrarse aquí.
En cualquier caso es un tema interesante de estudio y debate. Por el momento sigamos la evolución de ese posible río en las magníficas imágenes y animaciones que prepara el Cooperative Institute for Meteorological Satellites Studies (CIMSS) y después, si procede, saquemos conclusiones. Y vigilemos también las cantidades acumuladas que, además, en zonas altas del interior del tercio oriental peninsular, podrían ser de nieve, algo de gran importancia para asegurar un cierto caudal de los ríos mediterráneos, con frecuencia tan necesitados. 


Ríos atmosféricos mediterráneos alimentando a ríos terrestres mediterráneos: una bella imagen, pero sobre todo una gran oportunidad que esperemos que se haga realidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario