Follow by Email

4 de septiembre de 2016

Calor de septiembre: 2016 vs. 1988

Recién empezado el trimestre otoñal, aunque sin finalizar todavía el verano astronómico, la atmósfera nos presenta a partir de hoy, 4 de septiembre, y con una duración prevista de tres o cuatro días, una situación que va a dar lugar al registro de temperaturas máximas muy altas que podrían rozar o alcanzar algunos récords del mes de septiembre. 

Imagen del canal WV de Meteosat correspondiente a las 06 UTC del 4 de septiembre de 2016
En la imagen de esta mañana del canal de absorción de vapor de agua de Meteosat, se observa la presencia de una dorsal sobre el norte de Africa y el sur de España unida a una circulación de tipo tropical así como otra, unida esta vez a la circulación polar, extendiéndose desde el norte de Azores hacia las Islas Británicas. Bien sea por el aumento de amplitud de esta última dorsal o por la entrada en fase de ambas (probablemente por ambas cosas), el resultado va a ser el establecimiento de una única y muy alargada dorsal cálida extendiéndose desde el norte de África hasta las Islas Británicas. Es lo que muestra el mapa de 500 hPa previsto por el Centro Europeo para la noche del martes al miércoles, que es el día en que esa dorsal alcanzará probablemente su máxima amplitud si bien con su eje bastante "tumbado hacia el nordeste. 


En este mismo mapa están representadas las temperaturas a 850 hPa y podemos ver como la isoterma de +24ºC alcanza el Cantábrico, lo que hace suponer que sobre el interior peninsular podrían registrarse, a ese nivel, valores de unos +26º C. Eso es algo que apunta claramente a la posibilidad de alcanzar o superar los 40ºC en los valles de los ríos de la mitad sur peninsular ya a partir de mañana lunes y hasta el miércoles. La práctica ausencia de viento y los cielos, despejados o con algunos intervalos de nubosidad alta completarán los ingredientes típicos para alcanzar estos valores. 

Este tipo de situaciones en la primera decena de septiembre no son frecuentes pero en absoluto desconocidas. En el capítulo dedicado a septiembre en mi libro "Meses y tiempos", y sin ánimo de ser exhaustivo, señalaba al menos dos situaciones muy parecidas a ésta. Una de ellas se dio en los primeros días de septiembre de 1988, de tal modo que el día 7 se registraron 43, 8 ºC en Córdoba 43ºC en el observatorio de Badajoz-Talavera la Real, 42, 6 en Sevilla  y 40,3º en Toledo, así como valores por encima de los 36ºC en algunas ciudades de Castilla y León. Si no me equivoco esta es la situación en la que se alcanzaron en muchos observatorios sus valores más altos registrados en el mes de septiembre. 

Análisis del campo de temperaturas de 850 hPa del 8 de septiembre de 1988 a las 00 UTC (fuente: NCEP)
Como se ve, la estructura del campo térmico a este nivel es muy parecida en ambas situaciones con la isoterma de +24 o +25ºC alcanzando también el Cantábrico.

La otra situación tuvo lugar entre el 3 y el 5 de septiembre de 2006 y en ella tanto Orense como Ponferrada superaron sus récords absolutos de septiembre al alcanzar 41,1ºC (día 5) en el primer observatorio y 37ºC (día 49 en el segundo. 

Análisis del campo de temperaturas de 850 hPa del día 5 de septiembre de 2006 a las 00 UTC (fuente: NCEP)
Puede verse que la situación es bastante distinta, con un "pico térmico" apuntando esta vez hacia el noroeste peninsular mientras el resto de la Península se encuentra con valores más bajos que en la de 1988.

Por tanto, es ésta situación de septiembre de 1988 la más parecida a la actual de entre las que han registrado altos valores térmicos en la primera quincena de septiembre. ¿Se van a alcanzar en la de estos días los valores alcanzados en aquella? La estructura de la circulación apunta hacia ello pero van a ser seguramente las pequeñas acciones o circulaciones de mesoescala las que tengan la última palabra. Mi impresión subjetiva es que se alcanzarán valores similares en varios puntos pero que, en general, no se superarán los de 1988. En cualquier caso van a ser muy altos y justificarán perfectamente los avisos amarillos y naranjas que se emitan.

Por fortuna parece bastante probable que la situación finalice hacia el próximo jueves. De las dos formas en que puede acabar una situación de este tipo -retrogresión con entrada fría del nordeste o desplazamiento de la dorsal hacia el este con entrada de aire fresco de procedencia atlántica- la atmósfera parece inclinarse esta vez por la segunda. 

Mapa previsto de 500 hPa para el viernes 9 dr septiembre de 2016 a las 12 UTC proveniente del sistema de predicción probabilística del Centro Europeo. Los tonos más fuertes indican una mayor incerteza y los más débiles, menor.

De este modo, puede verse que, aunque con una cierta incerteza sobre su ubicación en latitud, la baja mediterránea tiende a moverse hacia el este. Por su parte, La entrada atlántica hacia la Península con aire fresco parece clara... pero la duda es si va a afectar a toda ella o sólo al cuadrante noroeste, volviendo a atraer aire subtropical sobre el resto de las zonas. Por tanto, no está muy claro todavía que el tiempo otoñal vaya a entrar ya definitivamente tras la fuerte subida térmica de estos próximos días. 

6 comentarios:

  1. Muy interesante y clarificadores tus comentarios Angel, que denotan tus conocimientos y están llenos profesionalidad, .
    Como tu bien dices podemos estar en la antesala de un episodio de calor, no se si podríamos llamarlo ola de calor,por la duración, extensión y las fechas... con valores que pueden ser históricos en bastantes zonas tanto del sur, levante, centro y quizás alguna del norte..
    EN mi opinión para ver la intensidad, los mapas mas clarificadores serían los previstos a las 18:00 a 850 hpa, que es cuando las isos alcanzan el valor más alto, por lo que sería muy interesante, ver estos valores previstos en el modelo europeo que por desgracia creo que no están en abierto, ni los previstos, ni los historicos...
    Con el modelo americano en la mano, si se cumplieran si se alcanzarían con seguridad algunos récords de temperaturas máximas puesto que en sus ultimas salidas preveén reiteradamente incluso + de 45 grados en los puntos aislados del suroeste peninsular, una autentica barbaridad para los inicios de septiembre...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario Juan. El hecho de tomar los mapas de 850 para las 12 UTC, además de la facilidad para comparar es para intentar que no influyan mucho en los valores los calentamientos diferenciales del suelo por orografía o distintos tipos de superficie, que a las 18 e incluso a las 00 son muy marcadps. Indudablemente, desde ese punto de vista sería ideal tomar el de las 06 pero surgen los mismos problemas "logísticos" que con las 18. Por otra parte, las relaciones tanto objetivas como subjetivas con las máximas en el suelo se han hecho siempre con los valores de las 12.
    Y lo de los 45...espero que no se cumpla!!
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, por tu respuesta y aclaraciones Angel, siguiendo con el hilo de tu blog ayer ya se batieron varios récords de calor, en bastantes zonas, y hoy es posible que caigan bastantes más, por lo que, es muy posible que supere incluso al episodio del 88...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Así es Juan. Yo no esperaba que ayer ya cayeran récords, pero así fue...así que hoy y mañana puede ocurrir cualquier cosa. En mi artículo me quedé corto porque las temperaturas a 850 creo que están siendo algo más altas de lo previsto y cubriendo zonas más extensas. Habrá que verlo despacio.
    Un saludo y muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen artículo Ángel. Aun así, creo que ya no cabe duda con todo lo registrado en estos días que 2016 quedará para ser recordado en la historia con unos días de septiembre sin igual y a ver si la tendencia para la segunda quincena va confirmando que se acerca el otoño por fin. Por cierto, los avisos de AEMET en amplias zonas del sur se quedaron cortos , los avisos rojos debían haber coloreado medio mapa de Andalucía. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muchas gracias por tu comentario Marcos. Es cierto, es una situación excepcional y aunque en otro contexto me recuerda al episodio del 13 de mayo del año pasado cuando de un día para otro alcanzamos temperaturas de pleno verano. En cuanto a lo de poner avisos rojos es un tema polémico. El nivel de aviso se refiere a los valores a alcanzar en amplias áreas de la zona de aviso. Si el umbral es 44ºC tendrían que haberse alcanzado en amplias zonas de la Campiña (a lo mejor fue así) o de otra zona establecida en el plan de avisos. Una cosa distinta es cómo hacer llegar mejor el mensaje a la población y esa es una cuestión fundamentalmente de protección civil. En fin, el tema es muy cotrovertido al igual que otros aspectos de Meteoalerta que tras diez años en vigor necesita ya una revisión en profundidad.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar