Follow by Email

18 de marzo de 2016

Juegos de danas

Finalizadas ya las "escaramuzas" entre borrascas en el borde sur de la dorsal a las que hacía referencia en mi entrada anterior, queda como estructura dominante -tal como estaba previsto- la vaguada/dana atlántica cuyo centro estará ya esta noche situado frente a las costas gallegas. 

En esta imagen del canal de absorción de vapor de agua de Meteosat correspondiente a las 09 UTC de hoy, 18 de marzo, puede observarse al oeste de Galicia el inicio de la formación de la dana que va a dominar la situación meteorológica en la Península Ibérica, al menos hasta el martes. Sobre el Cantábrico permanecen todavía los restos de la otra dana que llegó a esa zona procedente de Centroeuropa a mediados de semana, si bien quedan tapados por la masa húmeda atlántica que los sobrevuela.Ese pequeño paquete de aire frío residual girará alrededor de la nueva dana hasta quedar absorbido por su circulación.

Durante las jornadas del sábado, domingo y lunes la predicción determinista coincide con la probabilística y no hay mucho a comentar salvo el "disfrute" que vamos a tener de un tiempo típico de comienzos de primavera con lluvias, chubascos, ratos de sol radiante, otros de fresco tirando a frío y otros de temperaturas agradables, al menos en algunas zonas. Que haya tenido que llegar justo al comienzo de la Semana Santa, es ya otra cuestión.

La situación cobra más interés desde el punto de vista meteorológico a partir del martes 22, siendo el día siguiente, miércoles 23, donde parece existir el punto crítico de evolución visto a día de hoy. De todos modos revisemos la evolución desde el lunes 21:

                           


No parece haber muchas dudas para ese dí en cuanto a la posición de la dana en el golfo de Cádiz. Sin embargo, pueden observarse dos zonas de incertidumbre ligadas a dos pequeñas vaguadas en la rama descendente del chorro que rodea a la dorsal: una sobre Dinamarca y otra sobre el norte de Gran Bretaña. Ahí el sistema probabilístico nos informa sobre su relativa baja predecibilidad y la posibilidad de que la realidad de la evolución atmosférica pudiera desviarse  de lo que nos dice el modelo operativo. Existe también otra zona similar, más amplia, en el segmento del chorro que rodea a la dorsal entre Canadá y Groenlandia. Ese chorro va a tender a hacer crecer a esa dorsal y obligar a algunos reajustes en las dos pequeñas vaguadas a que me he referido.

Veamos la situación del martes 22:

                             


Aunque aumenta algo la incertidumbre en nuestra zona, parece que la dana que nos afccta se mueve algo hacia el este, ajustándose de algún modo a la reestructuración que está haciendo la dorsal atlántica que como vemos se ha puesto más meridiana y ha crecido algo hacia el norte. Parece, por tanto, que la inestabilidad tendería a disminuir en la mitad occidental peninsular y a mantenerse o incrementarse en la mitad oriental y Baleares. Pero fijémonos ahora en las dos pequeñas vaguadas a que me refería en el mapa anterior. La primera parece que sigue hacia el este sin mayores problemas, pero aparecen discrepancias sobre el comportamiento de la segunda. Así, mientras el modelo operativo apunta hacia la creación de una dana incipiente, el sistema probabilístico mantiene sensibles dudas sobre esa evolución y apuntaría quizás (necesitaríamos los escenarios probabilísticos para estar seguros) hacia una extensión de la dorsal en esa zona.

Veamos el miércoles, 23:

                       


El modelo operativo presenta a la "antigua" dana ya sobre Italia mientras que la "nueva" aparece sobre los Pirineos. Por una parte, la predecibilidad en esa zona es sólo moderada por lo que la posibilidad de que esa dana exista hay que tomarla con cierta precaución. Incluso hay modelos como el GFS que no apuntan a la formación de la dana sino que profundizan algo la vaguada y la mueven hacia el este, al tiempo que la dorsal avanza más hacia la Península Ibérica; un poco en la línea de lo que sugeriría otro escenario del sistema probabilístico. Por otra parte, no se puede dejar de prestar atención a la amplia zona de incertidumbre a lo largo de todo el meridiano 20ºW y que nos indicaría que el sistema probabilístico no descarta del todo la posibilidad de formación  de una dana al suroeste peninsular, tal como la evolución del modelo operativo indicaba en dias pasados.

Veamos el jueves 24:

                        


La dana aparece sobre el centro peninsular con una predecibilidad media-baja mientras que contínua la zona "problemática" del oeste más desplazada hacia el sur. Sin embargo el GFS muestra (aunque no pongo el mapa correspondiente) ya a la dorsal entrando sobre la Península con vientos del norte y estabilizando la situación, algo que seguramente también contemplan algunos escenarios del probabilístico.

Y, por último, el viernes 25:

                           

La dana se mueve hacia el sur, al tiempo que la dorsal atlántica ocupa ya buena parte de la Península estabilizando la situación en la mitad norte. Predecibilidad: media-baja. 

Por tanto, parecen dibujarse tres escenarios básicos a partir del miércoles. Uno es el "defendido" por el modelo operativo del Centro Europeo que se basaría en la entrada de una nueva dana por el nordeste con un incremento de la inestabilidad al menos en el centro y mitad oriental peninsular. Otro, que sería el defendido seguramente por algunos miembros  o escenarios del sistema probabilístico y el GFS que conduciría a la no formación de esa dana y a una entrada de la dorsal sobre la Península con vientos del norte y estabilización generalizada. Y el tercero, seguramente el menos probable, pero que debe vigilarse algo sería la formación  de una nueva dana en el golfo de Cádiz. 

Es una lástima que no podamos disponer en abierto de los distintos escenarios con sus probabilidades asociadas que se obtienen mediante el sistema probabilístico del Centro Europeo. Esperemos que algún día AEMET los suba a su página web.

1 comentario: